Policiales
Viernes 04 de Agosto de 2017

Un defensor insistió en pedir la absolución de un agente de la PAT

"No hay certeza de que Ramiro Rosales bajó y le disparó a Jonatan Herrera como si no hubiera existido una persecución. No tiene lógica que tras cuatro días sin ver a su familia, de franco y volviendo a su casa, se haya bajado a matar", dijo el defensor público Mariano Bufarini, abogado del agente de la PAT condenado por homicidio culposo.

"No hay certeza de que Ramiro Rosales bajó y le disparó a Jonatan Herrera como si no hubiera existido una persecución. No tiene lógica que tras cuatro días sin ver a su familia, de franco y volviendo a su casa, se haya bajado a matar", dijo el defensor público Mariano Bufarini, abogado del agente de la PAT condenado por homicidio culposo.

El letrado pidió sin éxito que el tribunal llame a dos médicos del Heca a declarar sobre la historia clínica de Jonatan. Sostuvo que no fue letal que el disparo en el abdomen efectuado por Rosales y sí el que lo hirió en la cabeza. La defensa descartó que actuara con dolo porque "para eso debería haber advertido a Herrera" detrás del árbol.

Según su planteo, al bajar del colectivo y plegarse al tiroteo, Rosales se cruzó con el ladrón en carrera, le apuntó y comenzó a disparar. "No fue en dos momentos sino en segundos y en situación de enfrentamiento" en la que hubo un "error en el golpe": Rosales "direccionó su voluntad" hacia el ladrón pero de forma "no querida" terminó hiriendo a "una persona a quien no quiso lastimar. Por eso está bien el delito culposo".

En ese marco, Bufarini pidió la absolución de Rosales del delito de homicidio calificado por abuso de la función. Como segunda opción solicitó que se confirme el fallo pero sin el agravante del uso de arma —no previsto en delitos culposos— lo que impactaría en la pena.

Comentarios