Policiales
Lunes 31 de Julio de 2017

Un conflicto que nació en el barrio Santa Marta, la hipótesis central

La hipótesis que la fiscalía maneja como predominante en el homicidio del policía Pablo Cejas se detiene en una trama previa que es un conflicto entre dos grupos rivales en el barrio Santa Marta de Santa Fe. En ese vecindario vivía Nancy Scarfone, luego pareja de Cejas, con L., el hijo de ella. Este muchacho L., que es hijastro de Cejas, aparece en una bandita de chicos ligados a delitos como venta de drogas y robo de motos. En ese grupo estaban dos chicos llamados Walter Gómez y Jair. También un chico de 17 años llamado G.C., que es clave para entender lo que pasó.
   La tensión se inicia cuando otra bandita de chicos, conocida como Maraqueros, se establece en Santa Marta, y empieza a disputarse el territorio con el grupo de L. el hijo de Scarfone. Los Maraqueros captan a G.C. que cambia de bando, traicionando al hijastro de Cejas. Se despliega una violencia cruzada que tiene su hecho letal cuando en junio pasado Walter Gómez y Jair al ir en moto son emboscados a tiros por G.C. y otro chico. Maxi es asesinado y Jair resulta herido.
   Walter Gómez y Jair son reconocidos por los Scarfone como hijos de crianza. La hipótesis de la fiscalía es que Pablo Cejas, que tiene múltiples denuncias por hostigar jóvenes, intercede contra G.C., a quien señala por el crimen de Walter.
   La madre de G.C. señala a Cejas por balearle la casa. Luego G.C. es atacado por Cejas. Finalmente G.C., entiende la fiscalía, es quien termina ejecutando hace dos semanas a Pablo Cejas.

Comentarios