Policiales
Lunes 08 de Mayo de 2017

Un comisario que investigó a Los Monos denunció que lo atacaron a tiros

Luis Quebertoque declaró en Jefatura que el sábado a las 19.10 le dispararon tres veces a su auto al salir con su esposa. Dijo que no vio al tirador.

Un comisario de la Unidad Regional II denunció haber sido atacado a balazos cuando en compañía de su esposa sacaba el auto de un estacionamiento en cercanías de su casa en la zona oeste. Aunque afirmó que no pudo distinguir a quienes produjeron la balacera, y que no sospecha de nadie en particular, manifestó que puede interpretar el hecho como una intimidación frente a la cercanía del inicio del juicio oral a la Banda de Los Monos por asociación ilícita. Investigación en la que este oficial tuvo, durante la primera etapa, una participación activa dentro de la Brigada Operativa de la División Judicial.

El denunciante del ataque es el comisario Luis Enrique Quebertoque, quien participó de los primeros operativos en los que fueron detenidas personas ligadas a la banda de barrio Las Flores y La Granada, además de allanamientos a sus domicilios, y que ahora está convocado a declarar como testigo en el juicio cuyo inicio fue pedido por la fiscalía para el 14 de junio próximo.

En la denuncia de lo ocurrido Quebertoque señaló que el ataque que sufrió se produjo el sábado al anochecer en el barrio Triángulo, donde vive, en inmediaciones de avenida Godoy y Solís. El oficial de 48 años refirió que a las 19.10 sacaba su auto de una cochera en la calle Magallanes cuando pasó por el frente un Peugeot 206 gris oscuro y del lado del acompañante un hombre sacó el brazo de la ventanilla y efectuó tres disparos.

El comisario consignó que tras constatar que su mujer no había sido lesionada salió en persecución de los autores del ataque por calle Magallanes hasta Godoy hasta avenida de Circunvalación donde los perdió de vista. Al regresar al lugar donde lo atacaron encontró en la cinta asfáltica una vaina servida de un proyectil de 9 milímetros, la que levantó y dejó en la División Judiciales de la Unidad Regional II, donde efectuó la denuncia.

Quebertoque aseguró que no pudo identificar a los autores ni tiene ninguna sospecha en particular sobre el responsable, pero adujo que podía relacionar el hecho con el inicio inminente del juicio a la Banda de Los Monos. A esa instancia llegan 25 imputados de los cuales 13 son empleados de distintas fuerzas de seguridad en tanto que otras once personas ya recibieron condenas en juicio abreviado. Todos fueron acusados de integrar una red que, con distintos roles, cometía delitos violentos diversos (homicidios, extorsiones, abusos de armas, lesiones, usurpaciones) para asegurar negocios en un territorio liberado. En esa causa hay escuchas telefónicas en las cuales integrantes de la banda piden averiguar los domicilios de los policías de la División Judicial que los perseguía, a los que nombran por sus apellidos, entre ellos Quebertoque.

La Brigada Operativa Judicial que integraba Quebertoque fue desplazada en abril de 2014 tras una serie de episodios que causaron polémica, como la concurrencia de efectivos de esta dotación a una casa en Pilar del presunto empresario narco asesinado Luis Medina sin conocimiento de la jueza interviniente.

En mayo de 2015 la casa de quien comandaba entonces la División Judicial, comisario Cristian Romero, fue atacada a balazos. Fueron seis orificios que quedaron en el portón y una pared originados por tiros de una pistola. Cinco cápsulas calibre 9 milímetros se recogieron del lugar donde se abrió fuego.

Romero había tenido a su cargo buena parte de las diligencias investigativas en la causa 913/12 por asociación ilícita en la que el juez Juan Carlos Vienna procesó a 39 personas por asociación ilícita. Luego otras dos fueron procesadas por la jueza Alejandra Rodenas en la misma causa.

en jefatura. Quebertoque denunció el sábado a la noche el ataque.


Audiencia clave antes del juicio a los Cantero

El camarista Daniel Acosta presidirá hoy una audiencia que decidirá la prueba válida en el juicio a Los Monos que se estima para el mes próximo. Un tema destacado será el capítulo dedicado al comportamiento del juzgador que cuestionan las defensas de la familia Cantero. Estas señalan que el juez Juan Carlos Vienna, que condujo la mayor parte de la investigación, fue parcial, por lo que quieren debatir eso en el juicio venidero. El magistrado que decidió sobre el asunto, Edgardo Fertitta, había descartado tal pedido, sosteniendo que la única materia a abordar en las audiencias son los delitos atribuidos a la banda.

Comentarios