Policiales
Jueves 26 de Enero de 2017

Un comisario desplazado de su cargo reconoció que se cansó de "robarle a la gente"

Las polémicas declaraciones fueron grabadas por uno de sus subordinados y rápidamente desató el escándalo.

El oficial Fabian Guiñazú, de Pinamar, fue separado de su cargo tras ser grabado por uno de sus subordinados. En el audio, contaba cómo se hacía de dinero ilegal. "Acá tenían que dejar cuatro lucas cada uno. Les robábamos relojes, teléfonos... Me cansé de robarle a la gente", reconoció en una conversación que fue grabada por uno de sus subordinados y rápidamente desató el escándalo.
El jefe policial, que fue desplazado de su cargo, contó cómo ganaba plata cometiendo ilícitos y con procedimientos que exponen los abusos de poder que practicaba. "Cuando vos bajabas a la comisaría tenías el arma de fuego, la escopeta, los pedido de doble A (por averiguación de antecedentes) y ahí les choreabas la plata a todos", describe el jefe policial entre risas en la escucha, sin saber que lo grababan.
Guiñazú también realizaba allanamientos sin órdenes judiciales y presionaba a comerciantes desprotegidos. El comisario describe un operativo inventado en un bar, frecuentado también por trabajadores de la construcción. Allí le robaba los celulares a los clientes y al propietario "las pelotas de pool, los palos, la plata, todo...", consta en el audio.
En el marco de la causa contra Guiñazú, el fiscal ordenó el allanamiento de la comisaría de Pinamar, porque también se lo denuncia por "irregularidades administrativas" sobre todo en relación a horas extras que nunca se trabajaban y servicios adicionales que no se hacían.

Comentarios