Policiales
Sábado 17 de Diciembre de 2016

Un chico de 13 años mató a un adolescente después de discutir por viejos rencores

Luciano Luque se cruzó con su adversario a pocos metros de su casa. Se insultaron, se pelearon cuerpo a cuerpo y el joven terminó apuñalado.

Un joven de 17 años fue asesinado de una certera puñalada en el pecho por un adolescente de tan sólo 13 años frente a una humilde vivienda de República de Croacia al 1200, en el barrio Ciudad Nueva de la ciudad de Venado Tuerto. El atroz episodio ocurrió durante la primera hora del viernes y el móvil, según las primeras versiones de los pesquisas, sería "una vieja disputa entre los muchachos, que se conocen y tenían rencores desde hace mucho tiempo", todo lo que acabó de la peor manera.

   La víctima fue identificada como Luciano Luque, quien según algunos testigos caminaba hacia su casa cuando se cruzó con el menor y fue increpado por éste en plena calle. Al llegar a la esquina de Lola Mora y Camarero se terminaron las palabras entre ambos y se trenzaron en una pelea cuerpo a cuerpo. Fue en esas circunstancias que Luque recibió una puñalada a la altura del pecho con una cuchilla de grandes dimensiones y cayó desvanecido al piso.

   Tras el ataque algunos vecinos alcanzaron a asistir al joven herido e inmediatamente pidieron intervención al Comando Radioeléctrico de la Unidad Regional VIII para ser trasladado al hospital Alejandro Gutiérrez, pero a poco de ingresar al centro asistencial el joven perdió la vida.

Una cuchilla

   El fiscal Mauro Blanco, quien entiende en la causa, aseguró que "aproximadamente a la 1 del viernes" recibió una llamada del comisario Miguel Alaimo, titular de la comisaría con jurisdicción en el barrio Ciudad Nueva, quien le informó sobre el deceso del joven como consecuencia de una agresión con arma blanca. "Me constituí en el lugar del hecho y allí la policía había asegurado el lugar, incluso el sitio donde quedó un cuchillo que habría sido utilizado para cometer el crimen. A partir de allí se inicio una investigación hablando con los vecinos, familiares y amigos de la víctima y eso permitió determinar la identidad del posible homicida, un chico menor de edad".

   "Avanzada la investigación y tras tomar más de una decena de testimoniales, debido a la edad de la víctima y del sospechoso de la agresión, las actuaciones pasaron al juzgado de Menores a cargo de la magistrada Marina Inverso, donde se continúa el trámite de la causa", detalló Blanco.

   El fiscal agregó que "aproximadamente a las 5 de la mañana de ayer los familiares se presentaron en los Tribunales con el menor agresor, un niño de 13 años de edad, quien quedó a disposición de la jueza de Menores".

   Posteriormente, a media mañana y cuando la noticia ya era sabida en el barrio, hubo una especie de pueblada ya que en inmediaciones de la esquina donde ocurrió el homicidio hubo personas que intentaron incendiar la casa donde vive el menor sospechoso por lo que debieron intervenir nuevamente agentes policiales para atemperar los ánimos.


Comentarios