Policiales
Jueves 06 de Julio de 2017

Un acta de entrega y un sobre cerrado

El 2 de noviembre de 2012 La Capital dio a conocer públicamente el facsímil del escrito por el cual se demuestra que la clave de acceso al Registro Nacional de la Propiedad Automotor con la cual se averiguó a quien pertenecían los dos autos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) que seguían los pasos de Carlos Andrés Ascaíi no pertenecía a Hugo Tognoli. Ese documento, que obra en el expediente de la causa, es un "acta de entrega" que lleva la firma del titular real de la clave "segu210183", es decir el comisario Néstor Juan Fernández. En el texto se reconoce que a partir del 9 de abril de 2008 y tras recibirla en "sobre cerrado", el mismo sabe "que el código y/o clave que le fuera asignado y la información obtenida tienen carácter reservado, siendo responsable por su uso indebido en los términos de la ley 25.326 y se Decreto Reglamentario 1558/01".

Junto a ese documento, oportunamente la defensa de Tognoli presentó un escrito del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de la Nación, fechado en marzo de 2008 y en el que se informa la asignación de la clave al subcomisario Fernández. Así, lo que aparece como "la prueba más contundente" que presume la responsabilidad del ex jefe de la policía santafesina en el delito que se le imputa parece desmoronarse.

Comentarios