Policiales
Miércoles 19 de Julio de 2017

Toma fuerza la hipótesis de que el policía fue asesinado por alguien al que conocía

Los investigadores apuntan a los vínculos que supo tener su hijastro con un grupo de jóvenes que residen en inmediaciones de donde sucedió el salvaje ataque.

Un conflicto entre jóvenes. Esa es la hipótesis que manejan los investigadores del asesinato del policía de Santa Fe como el disparador del crimen.

De esta manera cambió totalmente el enfoque de los investigadores sobre el brutal asesinato de Pablo Cejas, el policía que se hizo conocido hace algunos años por denunciar connivencia entre sus superiores y delincuentes.
Los investigadores apuntan a los vínculos que supo tener su hijastro con un grupo de jóvenes que residen en inmediaciones de donde sucedió el salvaje ataque de la noche del lunes, cuando el suboficial que prestaba servicios en el Departamento de Operaciones (D3) fue acribillado a balazos.
El origen de esta hipótesis surge en base a una serie de diligencias que se hicieron y que tiene sindicados a al menos tres jóvenes adolescentes que habrían sido amigos del hijastro de Cejas. Dicha amistad culminó a raíz de un hecho que marcó el punto final: un crimen ocurrido en junio de este año.
A partir de ese momento el hijastro de Cejas se convirtió en enemigo de quienes eran sus amigos.
Si bien todavía existen datos por cotejar, la noche de su muerte Cejas mantuvo un contacto con su hijastro. Y a partir del mismo tomó su moto y se dirigió hasta una vivienda para concluir con los problemas.
Los investigadores coinciden en que la versión más fuerte es la que apunta que Cejas fue asesinado en inmediaciones de una vivienda. Y que luego fue trasladado por sus asesinos hacia el descampado de Neuquén al 6400 donde fue abandonado con su moto. En tanto, se investiga si tenía su arma reglamentaria al momento del fatal y violento suceso.
A pesar de que públicamente surgen hipótesis en torno a las denuncias que hizo Cejas en la Justicia federal sobre puntos de ventas de droga, la Justicia y la Policía de Investigaciones sostienen que el móvil del crimen fue otro. Un conflicto entre jóvenes, el eje de la cuestión.

Comentarios