Policiales
Sábado 29 de Julio de 2017

Tiempos violentos que resuenan en esta balacera

Desde diciembre del año pasado el barrio La Lata, como se conoce popularmente a villa Corrientes, luce un abanico de colores en los frentes de las casas. Se trata de una intervención artística en las calles impulsada por el artista Dante Taparelli, al estilo del barrio porteño de La Boca. El frente de la vivienda de la familia Ramírez tiene dos plantas y está pintada de rojo punzó. El perímetro del patio donde sucedió la ejecución está pintado de rosa y sus puertas están pintadas de verde inglés.

Pero debajo de la pintura ayer podían observarse impactos de bala contra el frente de diferentes incidentes ocurridos años atrás. Balaceras de tiempos de habituales enfrentamientos entre soldaditos de los búnkers de droga de las cortadas Cuzco y Gomensoro. Una puja puesta bajo control con el desembarco en el Gran Rosario de tres mil gendarmes, a partir de abril de 2014.La permanencia de los efectivos nacionales se mantuvo hasta diciembre de ese año, cuando el gobierno santafesino puso en funciones a la Policía Comunitaria y a la de Acción Táctica (PAT). El asesinato de Héctor Miguel Ramírez, por su bestialidad y modus operandi, se asemeja a los asesinatos que conmovían La Lata entre 2013 y 2015.

Comentarios