Policiales
Jueves 10 de Agosto de 2017

Sólo uno de los quince demorados por los desarmaderos quedó preso

Catorce de los quince demorados el miércoles en el marco de 17 allanamientos a desarmaderos y locales de venta de autopartes fueron liberados luego de que no se hallaran pruebas que los vinculen a la comisión de delitos. No obstante, fuentes judiciales aclararon que continuarán vinculados con la investigación.

Catorce de los quince demorados el miércoles en el marco de 17 allanamientos a desarmaderos y locales de venta de autopartes fueron liberados luego de que no se hallaran pruebas que los vinculen a la comisión de delitos. No obstante, fuentes judiciales aclararon que continuarán vinculados con la investigación.

En tanto, uno sólo de los demorados siguió arrestado luego de que se hallara en un desarmadero de zona sur una moto con pedido de secuestro. Se trata de Juan Gabriel G., que hoy será imputado de encubrimiento, tenencia de arma de fuego e infracción a la ley de desarmaderos.

Allanamientos

En el marco de un trabajo iniciado hace cuatro meses, el fiscal de Investigación y Juicio Fernando Rodrigo ordenó el miércoles allanar 17 puntos de venta de autopartes ante la presunción de que se estaría ofreciendo al público mercadería ilegal, especialmente proveniente de robos de vehículos.

Con apoyo de la Dirección Nacional de Desarmaderos y Autopartes de la Nación, más de un centenar de efectivos de la Policía Federal inspeccionó los lugares allanados y recabaron información que ayer continuaba siendo procesada. Según las estimaciones iniciales, como producto de los procedimientos se incautaron decenas de miles de autopartes de dudosa procedencia valuada inicialmente en más de 120 millones de pesos.

Además del secuestro de autopartes y documentación, quince personas fueron demoradas en los distintos procedimientos. Según se señaló ayer desde la Fiscalía Regional catorce de ellas recuperaron la libertad con el paso de las horas al no comprobarse vinculaciones con delitos que ameriten su detención. No obstante, no fueron desvinculadas de la investigación.

Pero un hombre que había sido demorado en un local de Dinamarca al 500, en el barrio Saladillo, quedó detenido luego de que se detectara allí una moto que presentaba un pedido de captura por haber sido robada. Según fuentes judiciales, Juan Gabriel G. será imputado hoy en Tribunales por delitos como encubrimiento por el hallazgo del rodado, tenencia de arma de fuego e infracción a la ley de desarmaderos.

Comentarios