Policiales
Jueves 26 de Enero de 2017

"Si Coccoccioni hubiera sido padre de mi hijo no le daría esos privilegios a los presos"

Lo afirmó el papá de un joven que murió a manos del barra de Colón que aparece en las polémicas fotos posando en una pileta en la cárcel de Coronda, en referencia al director del Servicio Penitenciario provincial.

"Si mi hijo hubiera sido hijo suyo no brindaría esas comodidades, ni celulares, ni acceso a internet", aseguró hoy Raúl Gómez Montaner, papá de Walter González Montaner, quien fue asesinado a manos del barra de Colón que hoy aparece sonriente en las fotos al lado de una pileta en la cárcel de Coronda.
Tras las polémicas fotos publicadas por presos de la cárcel de Coronda, donde se los observa pasando el verano al lado de una pileta, el papá del chico fustigó al director del Servicio Penitenciario provincial, Pablo Coccoccioni, al sostener que si bien no lo conoce personalmente "me gustaría hablar con él para decirle que la muerte de un hijo no se paga con nada".
En ese sentido, remarcó que "yo tenía un hijo honesto y lo mató este barrabrava de Colón, que directamente le pegó un tiro. La situación de privilegio de este asesino no sería la misma si mi hijo hubiera sido de algún poderoso".
"Esa gente tiene el crimen en el cuerpo, salen y vuelven a matar", opinó González Montaner en diálogo con LT 10, de Santa Fe, quien denunció que "Quique" Leiva, "maneja la barra de Colón desde la cárcel, con un celular al que le dan acceso".

El caso

El 13 de octubre de 2013, Walter González Montaner había salido de su trabajo como custodio del bar Sheik, de la ciudad de Santa Fe, y se dirigió junto a su novia y un amigo al bar Fiji.
Minutos más tarde, "Quique" Leiva arribó al lugar acompañado por tres amigos y dos mujeres, y se sentaron en otra mesa del salón.
Por motivos que se desconocen, uno de los que estaba con Leiva golpeó por sorpresa a Alarcón, y González Montaner salió en su defensa, hasta que Leiva sacó un arma de fuego y efectuó dos disparos.
Leiva se fugó, pero más tarde fue apresado y llevado a juicio. Lo condenaron a 17 años de prisión como autor responsable de los delitos de "homicidio calificado por el uso de arma de fuego", en el caso de González Montaner; y el mismo delito en grado de "tentativa", contra Fabricio Alarcón (22), quien resultó herido.

Comentarios