Policiales
Viernes 31 de Marzo de 2017

Se entregó un barrendero buscado por un homicidio

Un barrendero municipal se entregó ayer en Fiscalía luego de que la Policía de Investigaciones (PDI) lo cercara como sospechoso por el crimen de Gustavo Joaquín Quintana, un joven de 18 años ejecutado en enero de nueve tiros en barrio Las Flores.

Un barrendero municipal se entregó ayer en Fiscalía luego de que la Policía de Investigaciones (PDI) lo cercara como sospechoso por el crimen de Gustavo Joaquín Quintana, un joven de 18 años ejecutado en enero de nueve tiros en barrio Las Flores.

El ataque ocurrió cerca de las 20 del 12 de enero en Previsión y Hogar y pasaje 521 cuando un Fiat 147 rojo con dos ocupantes detuvo la marcha, el acompañante bajó, le gritó algo a Quintana y lo ejecutó con un arma a repetición. La víctima recibió cuatro balazos en el pecho, cuatro en las piernas y uno en un glúteo.

Con un sospechoso en carpeta, PDI allanó domicilios con resultados negativos. Pero el lunes se acercó a un galpón de Virasoro al 2400 donde funciona una cuadrilla del Servicio Urbano de Mantenimiento Ambiental (Suma) con el dato de que allí trabajaba un sospechoso por el crimen, que pareció haberse esfumado al presentir la presencia de los uniformados, que se llevaron una moto suya.

Tras advertir que estaba cercado, el hombre presentó un hábeas corpus para que le devuelvan la moto hasta que depuso su actitud y el martes acudió con una abogado al despacho de la fiscal Marisol Fabbro, quien ordenó su detención.

El joven fue identificado como Diego Joel S., de 23 años, barrendero de la Municipalidad y afincado en el barrio Las Flores, por lo que no se descarta que haya tenido un conflicto previo con la víctima. Hoy será sometido a una audiencia imputativa en los Tribunales de Rosario.

Comentarios