Policiales
Jueves 18 de Mayo de 2017

Salió de la casa de su novia en barrio Tio Rolo y lo asesinaron a tiros por la espalda

Ocurrió la noche del martes en la zona sudoeste de la ciudad. A Maximiliano Barrios primero le tiraron un botellazo. ¿Una menor entre los agresores?

Maximiliano Alberto Barrios, un muchacho de 22 años, murió de dos balazos que recibió por la espalda. Fue alrededor de las 22.30 del martes, cuando fue emboscado por varias personas en Caminito y Calle 2106, en el barrio Tío Rolo de la zona sudoeste de la ciudad. La víctima, dicen algunos vecinos, conocía perfectamente a quienes lo agredieron ya que todos viven en el mismo barrio, a pocas cuadras de distancia. Pero hasta anoche nadie estaba preso por el crimen número 61 en lo que va del año en Rosario.

El fiscal Adrián Spelta expresó la mañana de ayer que este crimen se debe a que "hay una gran violencia en las calles y tanto en este caso como en el de la villa Moreno (ver página 34) se registraron agresiones y disparos por parte de chicos, de menores de edad. En este caso ya tenemos identificadas a las personas que cometieron el crimen y los buscamos por medio del Area Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI). No estaban en sus domicilios pero todos están identificados"

El fiscal contó que "Barrios estaba en la casa de su novia y un grupo antagónico lo esperó en una esquina. Cuando lo vieron le arrojaron un botellazo y luego una persona del grupo le disparó por la espalda cuando el muchacho se alejaba del lugar. En primera instancia habría implicada una chica menor de edad aunque es posible que alguien, un mayor, le haya proporcionado el arma homicida".

Lo estaban esperando

En tanto, vecinos y amigos de Barrios tienen una versión con detalles que escapan a las denuncias. Según los vecinos, la víctima fue cerca de las 21.30 a la casa de Yamila, su novia. "El no estaba seguro de ir pero la llamó a la piba y le dijo que pasaba un ratito. Se fue en la moto, una Yamaha 125, y se quedó ahí. Es a una cuadra de la casa de los padres de Maxi. Cuando él llegó, en la puerta estaba un grupo de pibes que le tiró un botellazo", sostuvo una amiga del joven asesinado.

La casa de Yamila está "en un pasillo" de Caminito y Pasaje 2106. Allí estuvo Maximiliano "jugando con los sobrinitos hasta que salió para volver a su casa y volvió a encontrarse con varias personas, entre ellas una piba que también se llama Yamila y otra a la que le dicen «Chuchu»".

Otra testigo contó que "cuando Maxi salió lo insultaron y esta piba «Chuchu» corrió a buscar a «El gordo Jere» y al hermano y a otra piba que se llama Jenifer. Entonces Maxi se subió a la moto y se fue para su casa, que está cruzando una plaza. Cuando dobló por la curva de Caminito, «El gordo Jere» le tiró. Quieren hacer pasar como que la que tiró es «Chuchu», que tiene 13 o 14 años, pero fue Jere", aseguró.

Cuando Barrios cayó al piso, uno de sus amigos fue hasta su casa y le avisó a los familiares. éstos llamaron al 911 y ante la demora lo cargaron en un auto. A poco de recorrer el camino, fueron interceptados en Batlle y Ordóñez y Calle 2104 por la ambulancia del Sies a cargo del médico David Farías, quien ordenó que Barrios fuera trasladado a Heca en el móvil. Al llegar al hospital fue recibido por los médicos terapistas, que determinaron su muerte y observaron dos orificios de bala en su espalda.

Por lo bajo, quienes conocen el barrio arriesgan que "a «El gordo Jere» lo conocen todos. Es soldadito de un búnker que está del otro lado de la vía que separa el barrio Tío Rolo, en la calle Vicente Medina. Anda armado siempre, pero con Maxi no tenían problemas por transa. Maxi no hacía eso. No lo bancaba, y vaya a saber por qué", dijo sin levantar mucho la voz.

Comentarios