Inseguridad
Jueves 04 de Mayo de 2017

Robó tres veces, en uno fue linchado por vecinos y ahora le dan 14 años y seis meses de prisión

Se trata de Víctor G., de 38 años, quien fue condenado por tres hechos cometidos entre marzo y abril de 2015.

La Justicia de Rosario condenó a un ladrón a la pena única de 14 años y seis meses por tres robos perpetrados en Villa Constitución y Arroyo Seco entre marzo y abril de 2015, cuando fue detenido por la policía tras ser linchado por vecinos.
El tribunal, a cargo de los jueces de primera instancia Marcela Canavesio, Gonzalo López Quintana y Delia Paleari, condenaron a Víctor González, de 38 años, a la pena única de 14 años y 6 meses por los delitos de robo simple, robo calificado por el uso de arma impropia y robo calificado por el uso de arma impropia en grado de tentativa.
Por su parte, la fiscal de Investigación y Juicio, Valeria Haurigot, acusó formalmente al imputado por tres casos ocurridos en 2015: el primero ocurrió el pasado 31 de marzo en Villa Constitución, en una farmacia ubicada en Córdoba 590, donde ingresó cerca de las 11 y sustrajo dinero y elementos varios.
En tanto, el segundo hecho, también en la misma ciudad, data del 13 de abril del mismo años, cuando González ingresó a un local comercial de indumentaria ubicado en Presbítero Daniel Segundo 1032 y amenazó con una cuchilla al dueño del local y le exigió dinero. Ante eso, la víctima no opuso resistencia y entonces el delincuente aprovechó para llevarse mercadería, dinero en efectivo, su teléfono celular y una notebook para fugarse a bordo de una bicicleta tipo playera.
El último hecho por el cual fue condenado ocurrió el día 27 de abril de ese año en Arroyo Seco, donde el imputado ingresó al mediodía a una farmacia en Hipólito Irigoyen 230, se acercó al mostrador y sacó de entre sus ropas una cuchilla con la que amenazó a la gente del lugar.
Así logró llevarse el dinero que estaba en la caja y se dio a la fuga a pie por calle San Martín. Al ser perseguido por una de las víctimas, el acusado intentó subirse a un colectivo, después a un auto y finalmente fue atrapado por los vecinos y por los trabajadores de una remisería de la misma cuadra hasta que llegó un móvil policial y salvó al ladrón del linchamiento al que fue sometido.
Desde ese momento fue alojado en la comisaría 27ª por razones de jurisdicción.

Comentarios