Policiales
Jueves 13 de Julio de 2017

Robaron un taxi, chocaron un patrullero y hubo tiros

El robo a un taxista, uno más de los que ocurre cada noche en la ciudad, derivó está vez en un choque del vehículo público robado con un patrullero y un intercambio de disparos entre policías y ladrones que terminó cuando dos de éstos lograron escapar y un tercero fue reducido por los uniformados.

El robo a un taxista, uno más de los que ocurre cada noche en la ciudad, derivó está vez en un choque del vehículo público robado con un patrullero y un intercambio de disparos entre policías y ladrones que terminó cuando dos de éstos lograron escapar y un tercero fue reducido por los uniformados.

Todo ocurrió al caer la tarde del martes cuando al menos tres hombres abordaron a Carlos Miguel L., de 43 años, y se subieron al taxi Chevrolet Meriva RA1014 que conducía por inmediaciones de Las Casuarinas al 600, en el barrio Cabín 9 de Pérez. Bajo amenazas con armas de fuego, los maleantes le robaron al chofer unos 3.600 pesos, un teléfono celular y otros objetos personales tras lo cual lo obligaron a bajar de la unidad y tirarse en la calle boca abajo.

Entonces los ladrones emprendieron el escape mientras desde el barrio se daba aviso al 911 de lo ocurrido y varias patrullas salían a la búsqueda del taxi. En esas circunstancias, un móvil policial avistó el auto robado en Rouillón al 1400 con los tres delincuentes a bordo y les dieron la orden de detención, pero lejos estuvieron éstos de detenerse. Por lo contrario, el conductor del taxi embistió la unidad policial mientras uno de sus cómplices comenzó a disparar contra los efectivos.

En ese momento hubo un breve intercambio de tiros entre los policías y los asaltantes, dos de los cuales lograron bajar del taxi y escapar a pie. Un tercero quedó atrapado dentro del rodado por lo que fue detenido e identificado como Raúl Ignacio A., de 19 años, quien portaba un revólver calibre 32 con cinco balas intactas y una percutada.

El caso quedó en manos del fiscal Fernando Rodrigo, quien ayer imputó al joven ladrón y el juez en feria dispuso que permanezca en prisión preventiva por el tiempo que estipula la ley. En tanto el dueño del auto, Alejandro B., de 42 años, llegó al lugar del hecho para recuperar el taxi del cual es propietario.

Comentarios