Policiales
Martes 23 de Mayo de 2017

Roban 400 mil pesos en golpe comando a un supermercado chino del centro

Cinco delincuentes llegaron en un auto, en el que huyeron con el botín 15 minutos después. La fuga fue registrada por cámaras de vigilancia

Un supermercado chino del microcentro de Rosario fue asaltado el domingo después del mediodía por cinco delincuentes armados y con los rostros cubiertos con pelucas y máscaras que se llevaron un botín estimado en 400 mil pesos. Para concretar el golpe, que no se debe haber extendido por más de 15 minutos, los hampones redujeron a clientes y dueños bajo amenazas de muerte y luego huyeron en un auto gris con vidrios polarizados.

La fuga quedó registrada en cámaras de vigilancia de la zona que muestran entre otras cosas, cómo ocho segundos después de que escapa el vehículo aparece una patrulla policial que pasó por el lugar sin advertir que se había concretado el atraco.

Golpes

En las últimas semanas algunos comercios del micro y el macrocentro de la ciudad fueron blanco de resonantes robos tipo comando de donde se robaron suculentas sumas de dinero. El viernes a las 19 hubo un atraco en la casa de sanitarios Accesaniga, en Paraguay al 1300, de donde cuatro delincuentes se llevaron una suma estimada en 600 mil pesos. En la misma zona, el 4 de mayo tres delincuentes armados esperaron al dueño de Electricidad Centro (Paraguay 1070) y cuando abría el local lo redujeron para luego escapar con unos 250 mil pesos.

Pero en este último caso los maleantes eligieron un domingo para actuar. Esperaron un horario en el que se aplaca la circulación de personas y el trajinar de clientes. Y sobre las 13.57 llegaron hasta Mitre al 1141 en un auto Bora gris oscuro que se detuvo poco antes del supermercado.

Según se observa en registros fílmicos de cámaras de la zona, dos hombres descienden del auto, se quedan charlando unos segundos en la puerta local y luego ingresan. Al mismo tiempo el auto estaciona más adelante por la misma vereda, a la altura de una tienda de ropa, donde bajan otros tres cómplices y se acoplan al resto.

Ya dentro del negocio y de acuerdo al relato de un testigo y de los datos volcados en la denuncia, lo intrusos se movilizaron con rapidez movilizaron con rapidez. Uno con una máscara, otro con una peluca con rastas y los otros tres con el rostro tapado por las capuchas de sus buzos, exhibieron cuchillos, armas de fuego y redujeron al verdulero, a un par de clientes y una de las propietarias, identificada como Jian Li.

Con el panorama controlado los delincuentes obligaron a otro de los dueños del comercio, también de origen asiático, a que les entregara la recaudación, que fue estimada en alrededor de 400 mil pesos.

Datos

Cuando este diario intentó ayer consultar a las víctimas del robo, la pareja dijo que ya "estaba todo en la comisaría" y que preferían no hacer declaraciones. No obstante, se presume que los ladrones actuaron con datos precisos obtenidos previamente.

A través del registro de la cámara de vigilancia que captó a los maleantes al momento de la fuga, a las 14.12 se observa cuando cuatro de ellos salen corriendo del negocio casi al mismo tiempo, uno con un bolso rojo, otro con una mochila clara, mientras un quinto queda rezagado y entra último al auto con una caja oscura.

Todos se suben a bordo de un Volkswagen Bora gris oscuro con vidrios polarizados que a las 14.48 escapa por Mitre hacia el norte y dobla por San Juan al oeste. Detrás de este coche aparece un Chevrolet Agile oscuro que parece actuar de apoyo y también llegó al supermercado al mismo tiempo que el Bora.

El dato llamativo de esa secuencias es que ocho segundos después, detrás de ambos autos y de un colectivo de la línea 137, apareció circulando por Mitre una flamante camioneta de la policía provincial con las balizas puestas, a baja velocidad, que también dobló por San Juan, pero claramente sin advertir que se terminaba de cometer un nuevo robo en la microcentro.

El departamento de prensa del Ministerio Público de la Acusación (MPA) confirmó que la cifra denunciada como robada alcanzó los 400 mil pesos y que las primeras medidas, como relevamiento de cámaras de vigilancia y testimonios, estuvo a cargo de Policía de Investigaciones (PDI) bajo instrucción del fiscal Fernando Sosa.

Los investigadores presumen que los ladrones actuaron con inteligencia previa para cometer el atraco

Comentarios