Policiales
Sábado 01 de Abril de 2017

Revocan la absolución a un hombre por una salidera en pleno centro

El fiscal Nicolás Foppiani tuvo a su cargo la investigación del caso y apeló la sentencia del juez Carlos Leiva.

La Cámara Penal de Rosario revocó la sentencia dictada en un juicio oral y público en el que se había absuelto a Emanuel Olivera, de 28 años, por una salidera ocurrida frente a la casa de cambio Transatlántica minutos después de las 15.30 del viernes 17 de abril de 2015. El fiscal Nicolás Foppiani tuvo a su cargo la investigación del caso y apeló la sentencia del juez Carlos Leiva. En su presentación, Foppiani argumentó que había prueba suficiente para condenar a Olivera, criterio que finalmente fue convalidado por el tribunal de segunda instancia.

Olivera fue acusado de ser el autor de los delitos de robo calificado por el uso de arma de fuego en poblado y en banda, privación ilegítima de la libertad agravada y amenazas calificadas por el uso de arma de fuego. En el robo de abril la víctima fue un hombre que se desempeñaba como portavalores de la empresa Carey que retiraba dinero de Transatlántica, en Mitre y Rioja, a quien le sustrajeron 30 mil reales y 20 mil euros. Luego fue subido a un vehículo y llevado hasta inmediaciones de calle Las Palmeras, a unos 500 metros al sur de la avenida Uriburu, donde fue dejado maniatado.

Posiciones disímiles

Los camaristas José Luis Mascali, Carlos Carbone y Guillermo Llaudet Maza (este último en minoría) ordenaron que el caso sea reenviado a otro tribunal de primera instancia para el dictado de una nueva sentencia. En su sentencia revocatoria, la Cámara consideró que el magistrado que absolvió a Olivera por el beneficio de la duda, realizó una "consideración fragmentaria y aislada de la prueba impidiendo una visión de conjunto".

Ante esta decisión Olivera volverá a ser juzgado por otro tribunal de primera instancia.

Los jueces Mascali y Carbone afirmaron que si bien existió una declaración disvaliosa de la víctima en relación a lo que le había contado a la policía y a la Fiscalía y a lo que había declarado en el juicio, "ello no puede desarticular el análisis de la comisión de un hecho grave como el presente". Por su parte, Llaudet se pronunció por declarar inadmisible el recurso al entender que no se puede juzgar a una persona dos veces por el mismo hecho ya que es contrario a la garantía establecida en la Constitución Nacional y en los pactos internacionales con rango constitucional.

El fiscal Foppiani se mostró conforme con la sentencia de segunda instancia y se refirió a lo dicho por los camaristas en relación al testimonio de quien aparecía como víctima. "El fallo es importante porque trata un problema recurrente en los juicios orales, que son las variaciones en los relatos de los testigos. A veces por temor, y otras por sospecha de connivencia con los acusados", señaló el fiscal En tal sentido recordó que "en el debate del juicio oral y público, el principal testigo de la Fiscalía cambió de manera llamativa su declaración: originariamente había incriminado al acusado, pero luego lo benefició", agregó.

Comentarios