Policiales
Sábado 02 de Septiembre de 2017

Revocan la absolución de un hombre acusado por robar a un portavalores y lo condenan

En primera instancia lo habían absuelto, pero el fiscal apeló y ahora le unificaron la pena con la que le habían impuesto por otro atraco.

En 2016 Emanuel Alejandro Olivera, de 29 años, había sido absuelto por la Justicia después de una investigación que lo tuvo bajo el ojo de la tormenta por el robo a un portavalores de una firma de cambios y turismo. Sin embargo, el fiscal apeló la medida y la Cámara Penal revocó aquel fallo por lo que el expediente fue girado a otro magistrado para su análisis. Ahora, en un nuevo dictamen, Olivera fue condenado a 6 años de prisión efectiva sumando la condena de 3 años de cárcel que ya le habían impuesto por el atraco a una empresa de transporte de pasajeros.

   Los hechos que se le imputaron a Olivera fueron una salidera ocurrida frente a la casa de cambio Transatlántica, minutos después de las 15.30 del viernes 17 de abril de 2015; y del golpe a la administración de la empresa Rosario Bus, en Villa Gobernador Gálvez, de donde tres maleantes se alzaron con 600 mil pesos a las 8 de la mañana del 24 de abril de ese mismo año.

   El primero de ellos tuvo características cinematográficas. Un portavalores que se desempeñaba en la empresa Carey retiró una importante suma de dinero del local de Transatlántica, en Mitre y Rioja. Olivera y sus cómplices le sustrajeron 30 mil reales y 20 mil euros, lo subieron a un vehículo y lo llevaron hasta inmediaciones de la avenidad Las Palmeras, a unos 500 metros al sur de la avenida Uriburu, donde fue dejado abandonado.

   Olivera fue apresado en el marco de varios allanamientos y en su casa se hallaron un revólver calibre 32 largo, otro calibre 38 y una pistola calibre 9 milímetros aptas para el disparo según las pericias, además de dos pistolas calibre 22 pero sin capacidad de fuego. También se secuestró un bolso con precintos plásticos, un Peugeot 106 bordó en el que habían dado el golpe a la empresa de transporte, un Chevrolet Astra negro, uniformes del Correo Argentino, 56.000 pesos y 3.850 reales, además de otro vehículo adquirido supuestamente con parte del botín.

   Esos autos habían quedado registrado por las cámaras de videovigilancia de la empresa Rosario Bus en Villa Gobernador Gálvez. Allí, tres hombres armados ingresaron a la oficina, Emanuel Olivera extrajo un arma de fuego y encañonó a uno de los empleados mientras le vociferaba a otro: "Abrime la puerta o le vuelo la cabeza", mientras dos choferes fueron reducidos y maniatados con precintos.

   Una vez que se alzaron con el botín lo cargaron en una mochila y emprendieron la fuga por la ruta 21 en dirección a Rosario a bordo de un Peugeot 106 bordó que, según se comprobó, era propiedad de Olivera. En el trayecto fue acompañado por un Chevrolet Astra negro cuya titularidad se le atribuye a su hermano, Maximiliano Olivera.

Las penas

Lo cierto es que por el robo a Rosario Bus los dos Olivera fueron condenados a 3 años de prisión efectiva en octubre de 2015, aunque Maximiliano salió en libertad por el tiempo que llevaba tras las rejas y Emanuel quedó detenido por la causa del atraco al portavalores.

   En una primera instancia el juez Juan Carlos Leiva lo había absuelto por el beneficio de la duda, pero el fiscal Nicolás Foppiani apeló la medida y la Cámara Penal revocó la resolución. Entonces fue el juez Carlos Curto quien tomó el expediente y dictó la nueva condena.

   Olivera fue sentenciado por robo calificado por el uso de arma de fuego cuya aptitud no pudo acreditarse; robo agravado por ser en poblado y en banda, ambos delitos en concurso ideal y privación ilegítima de la libertad agravada en concurso real con los dos robos. A eso se suma la pena anterior por el atraco a Rosario Bus, hecho en el que fue hallado responsable de los delitos de robo agravado, tenencia ilegítima de arma de fuego de uso condicional y encubrimiento. En este marco, los 6 años que resolvió imponer como pena el juez Curto resultan de la unificación de los dos robos.

   "Desde un principio estuvimos convencidos de la teoría del caso, de las calificaciones legales que oportunamente imputamos y de las pruebas que presentamos en el debate", sostuvo el fiscal Foppiani al conocer el fallo.

   "Además, las declaraciones de 16 personas a lo largo del juicio (más lo dicho por la víctima) permitieron confirmar lo que sostuvimos desde que comenzamos a investigar los hechos y que hoy concluye con la condena", sostuvo el fiscal.  


Comentarios