Policiales
Viernes 30 de Junio de 2017

Revocan la absolución de quien asesinó cuando era menor y lo declaran responsable penal

En diciembre de 2013 tenía 16 años cuando asesinó a Carlos Gregorio Gaitán para robarle la moto. La Cámara decidió inculparlo y que un juzgado decida si lo pena

Un tribunal de Apelaciones revocó un fallo de la Justicia de Menores por el cual había absuelto a un joven por un asesinato y lo declaró penalmente responsable como coautor de homicidio críminis causa. El expediente en cuestión ventiló el crimen de Carlos Gregorio Gaitán, ocurrido la madrugada del 31 de diciembre de 2013 en Alsina al 3200, ocasión en la cual a la víctima le robaron su moto. En marzo de 2016 Brian Nahuel Rojas, quien al momento del trágico hecho tenía 16 años, había sido absuelto por la jueza de Menores Dolores Aguirre Guarrochena. Ahora, en un fallo dividido, los camaristas Carina Luratti, Guillermo Llaudet y Alfredo Ivaldi Artacho desestimaron la absolución y declararon penalmente responsable a Rojas por homicidio críminis causa agravado por el uso de arma de fuego. Como último paso, la causa será remitida nuevamente el Juzgado de Menores, que deberá valorar si corresponde aplicarle una pena.

Emboscado

Había transcurrido apenas media hora del 31 de diciembre de 2013 cuando Carlos Gregorio Gaitán conducía su moto Honda CG Titán gris por barrio San Francisquito. En Deán Funes y Alsina el hombre se percató de que era seguido por dos jóvenes a bordo de una Suzuki AX 100 azul. Nada pudo hacer. El acompañante de la Suzuki le disparó un tiro que le dio en el costado izquierdo de la espalda. El hombre pudo circular unos metros hasta que se desvaneció y rodó sobre el pavimento. Tras ello, el asesino levantó la Titán gris de la víctima y se llevó la moto caminando ya que no pudo ponerla en marcha. Al ver que al menos dos vecinos vieron lo ocurrido, el matador de Gaitán efectuó otros dos balazos al bulto antes de gritar: "Más vale que no batan la cana".

Gaitán tenía 52 años, agonizó en el lugar y a pesar de que lo llevaron al Heca ya nada se podía hacer por su suerte. La moto robada apareció minutos más tarde en el pasaje Amazonas (paralela a Garay), a una cuadra del sitio del atraco, donde los delincuentes la dejaron abandonada. Tenía el manubrio trabado y una linga en la parte trasera. Para la acusación la persona que disparó y mató a Gaitán fue Rojas.

Detenido con coartada

Un mes y medio más tarde, el 22 de febrero de 2014, Rojas fue detenido en inmediaciones de Vera Mujica al 3100 por orden del juzgado de Instrucción 5ª ya que su compinche era mayor de edad. Cómo tenía 16 años quedó a disposición del juzgado de Menores a cargo de Aguirre Guarrochena. Al solicitar la elevación a juicio, desde la Fiscalía solicitaron que el caso se encuadre en el delito de homicidio críminis causa agravado por el uso de arma de fuego. Mientras que la defensa técnica pidió la absolución aduciendo que Rojas, al momento del crimen, estaba en la casa de parientes en Villa Minetti, a 575 kilómetros de Rosario. Para fortalecer su coartada presentaron un certificado de un odontólogo de esa localidad del norte santafesino, los pasajes de regreso y los testimonios de familiares y vecinos.

Puesta a resolver, la jueza Guarrochena valoró que "no existía material probatorio de suficiente valor convictivo que permitiera arribar a un juicio de certeza" de que Rojas había asesinado a Gaitán. La magistrada se recostó sobre "ciertas deficiencias" de la actuación policial, que entre otras cosas incorporó al expediente pruebas que eran de otra investigación; la supuesta mala iluminación que existía en la escena del crimen y que podría haber influido negativamente en la visibilidad de los testigos; y la supuesta influencia que habría ejercido el hijo de la víctima sobre el testigo presencial que reconoció en rueda de personas a Rojas. Ese testigo declaró al menos cinco veces y describió que Rojas "tenía una o dos coronitas" en sus dientes. "Tenía un diente de lata", graficó. Un elemento que el informe forense corroboró: "El encartado tiene una corona de metal en su diente incisivo superior". Y la jueza admitió como verosímil que Rojas no estuviera ese día en Rosario.

Palabras de testigos

Con la absolución sobre la mesa, la Fiscalía apeló y la semana pasada se llevó adelante la audiencia oral y pública de apelación. Allí, la acusación resaltó el testimonio de los dos testigos que apuntaron a Rojas. Uno de ellos conocía con anterioridad al sospechoso y al hombre que manejaba la Suzuki azul. "Los testigos presenciales estaban en la esquina donde sucedió el hecho, aunque Gaitán cayó a mitad de cuadra", indicó la camarista Lurati al justificar su voto. "Al menos dos testigos describieron que el autor del disparo llevaba un revólver en su mano derecha" y "el autor de los disparos transitó en dos oportunidades frente a los testigos, cuando iba tras Gaitán y luego remolcando la moto sustraída, volviendo sobre sus pasos", explicó. Y luego atacó la pruebas aportadas por la defensa para justificar que Rojas estuvo ese día en Villa Minetti.

"Estimo que la valoración realizada por la magistrada de Menores ha sido incorrecta y debe ser reenviada la presente causa a fin de que se dicte nueva sentencia respecto de la autoría de Rojas en el hecho imputado", indicó Luratti. "Brian Rojas actuó con dolo cuando accionó el arma para matar a Gaitán y lo hizo con una ultrafinalidad, que era lograr consumar el robo de la motocicleta en la que la víctima se desplazaba, lo que a la postre logró. Por ello su delito encuadra en la figura del homicidio agravado por el uso de arma de fuego calificado por tratarse de un homicidio criminis causa. Es la ultrafinalidad perseguida por Rojas la que agrava el tipo básico de homicidio. El disparo efectuado obedeció al específico designio de lograr la consumación del desapoderamiento", explicó la camarista a la hora de valorar la calificación del hecho.

El camarista Ivaldi Artacho votó en concordancia con el voto de Lurati, mientras que Llaudet fundamentó su voto por la negativa esgrimiendo que "la articulación impugnativa que nos ocupa nunca debió admitirse".

Comentarios