Policiales
Viernes 15 de Septiembre de 2017

Requisa sorpresiva en pabellones de la cárcel de Piñero

Efectivos del Grupo de Operaciones Especiales Penitenciarias incautaron 21 gramos de marihuna, 18 celulares, pen drives y tarjetas de memoria

Poco más de 20 gramos de marihuana, 18 teléfonos celulares, elementos de informática y elementos punzantes fueron hallados en una "requisa especial" en la cárcel de Piñero. La novedad es que el operativo no fue realizado por personal del penal sino por un grupo especial del Servicio Penitenciario (SP) que, según anunció el gobierno provincial, de ahora en más estará a cargo de estos procedimientos que, por otra parte, comenzarán a realizarse por sorpresa en todos los penales santafesinos.

La requisa fue realizada la mañana del miércoles por el Grupo de Operaciones Especiales Penitenciario (Goep) junto con personal de la Sección Canes y personal de Logística del SP en los pabellones 5, 6, 7 y 8 del módulo B de la Unidad Penitenciaria Nº 11 de Piñero.

En total se encontraron cuatro envoltorios de marihuana que pesaron 21,4 gramos y los reclusos que los tenían fueron informados a la Justicia Federal por infracción a la ley de drogas. También se incautaron doce tarjetas de memoria SD, nueve pendrives y cuatro elementos punzantes.

El gobierno provincial inscribió la requisa en el marco de la política carcelaria de trasladar a los detenidos de las comisarías y dependencias policiales a la órbita del SP. En ese sentido, se indicó que este tipo de requisas se llevarán adelante en todas las unidades penitenciarias santafesinas y sin aviso previo, con el objetivo de detectar violaciones al régimen carcelario.

Sin previo aviso

En declaraciones radiales, el titular del SP, Pablo Cococcioni, sostuvo que las últimas incorporaciones de personal a la repartición a su cargo fueron destinadas a reforzar grupos operativos.

Además el funcionario enmarcó la requisa del miércoles —a la que comparó con los operativos de saturación que suelen hacer las fuerzas de seguridad en lugares conflictivos— en un refuerzo que apunta a centralizar este tipo de controles en las unidades penitenciarias, que hasta ahora se realizaban con los empleados que tiene cada penal y de aquí en más estarán unificados desde la dirección general.

En ese sentido, también adelantó que estas nuevas requisas masivas serán aleatorias y sin anuncio previo, al punto que ni siquiera serán comunicadas a los directores de cada una de las cárceles.

contra la pared. Los hombres del GOEP revisaron a todos los internos.

Comentarios