Policiales
Lunes 11 de Septiembre de 2017

"Quiero decir la verdad, no tengo nada que ver"

"No tengo nada que ver. Quiero hablar, quiero decir la verdad. Ese día que pasó lo de esta chica yo estaba en mi casa comiendo con mi familia. Hermanos no tengo porque están detenidos, yo soy el único. Ando solo, a este Nicolás (el otro sospechado luego liberado) lo conozco del barrio, nada más. Yo estaba en mi casa comiendo cuando fue un patrullero a decirme que me acusaban de algo que no hice. No tengo nada que ver. A ese barrio no voy porque tengo problemas con jóvenes de la calle. Que hagan pruebas, soy inocente, me están metiendo una causa que no tengo nada que ver. No tengo apodos, no soy Jony, soy Jonatan", declaró ayer el acusado en la audiencia imputativa.

Además de la custodia policial, fiscal, juez y defensor, en la sala de Tribunales donde se hizo la audiencia la única persona que se acomodó entre el publico fue la mujer del acusado. En todo momento asistió al defensor con datos de testigos para corroborar que el día del homicidio el joven estaba con ella en su casa.

Luego de pedir autorización para darle un beso y un abrazo a Jonatan, al salir, y en un breve contacto con este diario la joven dijo que a su pareja "la están engarronando. El estaba en cuestiones de droga pero se abrió y ahora le pasan factura. Nos quemaron la casa y me tuve que ir del barrio con mi suegra. Al otro pibe acusado lo liberaron a las pocas horas, y hoy (por ayer a la mañana) a él también le quemaron la casilla. No quiero hablar demasiado porque me comprometo", cerró.

Comentarios