Policiales
Lunes 06 de Febrero de 2017

Quedó detenido por un crimen de octubre de 2015

Apresado el viernes, "Ranita" Insaurralde fue imputado ayer de matar a Ramón Casco. Otro joven acusado por el hecho falleció de cáncer.

Un joven de 22 años que fue apresado la noche del viernes por personal de Gendarmería fue imputado ayer por el crimen de José Ramón Casco, ocurrido hace un año y medio en la zona sur de la ciudad. Se trata de Claudio David Insaurralde, apodado "Ranita" y sindicado como miembro de la banda de Los Cambichos, quien quedó con prisión preventiva luego de ser acusado por el fiscal de Homicidios Pablo Pinto. Por este caso también hubo un adolescente imputado que falleció el año pasado de una enfermedad.

Casco, de 54 años, fue baleado alrededor de las 20.30 del 20 de octubre de 2015 cuando se encontraba en la puerta de su casa de Moreno al 6400, en el barrio La Granada. "Estábamos charlando con mi papá cuando vinieron tres en una moto. Venían muy despacito, como mirando a quién. Se pasaron un metro y medio de la casa y ahí empezaron a disparar. A mí me salvó el árbol, pero un balazo le dio a mi papá y lo mató", contó entonces uno de los trece hijos de la víctima.

Ya en aquel momento los familiares de la víctima apuntaban contra dos pibes del barrio Las Flores que integraban la banda de Los Cambichos: Ranita Insaurralde y Agustín "Bola" Acosta. Además del atentado que le costó la vida a Casco, los acusaron de balear a tres parientes suyos cuando regresaban en una camioneta de su funeral en el cementerio de Villa Gobernador Gálvez.

Enfermo de cáncer, Bola Acosta fue detenido por el crimen de Casco en noviembre de 2015 en el Hospital Centenario, adonde había ido con su madre a someterse a un tratamiento de quimioterapia. Luego de estar preso unos meses, en febrero del año pasado se le otorgó un arresto domiciliario a raíz de su deteriorado estado de salud. Fuentes judiciales confirmaron que este chico de 18 años falleció meses atrás.

Buscado y atrapado

Por su parte, Ranita Insaurralde fue detenido la noche del viernes por efectivos de Gendarmería mientras circulaba en auto con familiares por la Circunvalación, de sur a norte, por la bajada de Uriburu.

Según fuentes de Gendarmería, el joven de 22 años fue apresado a partir de un seguimiento realizado por domicilios en los que había sido localizado. Ranita tenía un pedido de captura de un juzgado de Menores y otro del fiscal Pinto.

Luego de ser trasladado a la cárcel de Piñero, y defendido por el abogado del Servicio Público de la Defensa Diego Villar, el joven fue imputado ayer en Tribunales por Pinto, quien le endilgó el delito de "homicidio agravado por uso de arma de fuego y por la participación de un menor de edad".

El juez penal Juan Andrés Donnola, quien presidió la audiencia imputativa, aceptó la acusación formulada por el fiscal y ordenó prisión preventiva por el plazo de ley.

Comentarios