desde la fiscalía
Viernes 19 de Mayo de 2017

Prometen desarchivar dos causas de gatillo fácil

El Fiscal Regional Patricio Serjal se comprometió a "desarchivar dos causas de violencia institucional" y asumió el compromiso de "cumplir con las medidas probatorias solicitadas" por los familiares de las víctimas y sus abogados.

El Fiscal Regional Patricio Serjal se comprometió a "desarchivar dos causas de violencia institucional" y asumió el compromiso de "cumplir con las medidas probatorias solicitadas" por los familiares de las víctimas y sus abogados. Se trata de los casos de Maximiliano Zamudio y Alejandro Ponce, expedientes clausurados por el fiscal Miguel Moreno.

Maximiliano Zamudio tenía 16 años cuando fue asesinado por el prefecto Ariel Fernando Condorí Apaza, el 26 de mayo del 2015 en Uriburu y Patricias Argentinas, en el barrio Tablada. En tanto Alejandro Ponce, de 23 años, fue hallado sin vida en aguas del Paraná después de escapar de una persecución policial tras intentar robar a una pareja en la zona de Oroño y la costa central.

La decisión del Fiscal Regional fue bien recibida por la Multisectorial contra la Violencia Institucional que acompaña a las familias de los jóvenes en el devenir de la investigación y criticó desde un primer momento el desempeño de Moreno.

Al respecto, desde la ONG se sostuvo que el accionar de Moreno "es sólo la expresión de un patrón de intervención generalizado y sistemático del Ministerio Público de la Acusación ya que las causas no se impulsan desde la Oficina de Corrupción y Violencia Institucional sino que desde la Unidad Fiscal de Homicidios, es decir que se investigan como hechos entre particulares siendo que en estos casos los supuestos responsables son agentes de fuerzas de seguridad, lo cual de ninguna manera puede soslayarse".

Comentarios