Policiales
Sábado 25 de Marzo de 2017

Procesaron a un narco paraguayo capturado tras huir de la alcaidía de Vera

El juez federal de Reconquista, Aldo Alurralde, dispuso el procesamiento con prisión efectiva para Miguel Antonio Ferreyra, el narco paraguayo detenido en octubre de 2016 en esa ciudad del norte santafesino cuando transportaba unos 200 kilos de marihuana en una camioneta, y de su mujer, Silvina Britez Pérez.

El juez federal de Reconquista, Aldo Alurralde, dispuso el procesamiento con prisión efectiva para Miguel Antonio Ferreyra, el narco paraguayo detenido en octubre de 2016 en esa ciudad del norte santafesino cuando transportaba unos 200 kilos de marihuana en una camioneta, y de su mujer, Silvina Britez Pérez.

Ferreyra estuvo en prisión hasta el 30 de enero de 2017 cuando colocó junto a la pared de la prisión de la alcaidía de Vera, donde estaba preso, una mesa y varias sillas para poder saltar una pared y ganar la calle. En la huida tomó de rehén a un remisero y lo obligó a que lo trasladara 300 kilómetros, hasta la autopista Santa Fe-Rosario, donde abandonó al chofer y despareció.

Sin embargo, la tarde del sábado 18 de febrero lo detuvieron en un control rutinario que se realizaba en el kilómetro 20 de la ruta nacional 19 que une las ciudades de Santa Fe y Córdoba, a la altura de Frank. Ferreyra circulaba en un Volkswagen Vento junto a tres personas, una de ellas su mujer. Tanto él como su esposa deberán ahora atravesar el proceso y el juicio al que los someterá la Justicia Federal.

La caída del narcotraficante ocurrió el 20 de octubre de 2016, cerca de la medianoche, cuando personal de Gendarmería Nacional que realizaba un control en el peaje que se erige en el kilómetro 777 de la ruta nacional 11, a la altura de Reconquista, requisó una camioneta VW Amarok en la que hallaron 320 panes de marihuana.

Luego de su cinematográfica fuga y posterior recaptura, Ferreyra está alojado en la cárcel de Coronda mientras que su esposa fue derivada a la Unidad 31 de Ezeiza.

En tanto Francisca Godoy, quien viajaba en el auto en el que fue recapturado el narco paraguayo en febrero pasado, trató de "coimear" a los policías que hacían el operativo y también fue detenida. En un juicio abreviado fue sentenciada por el juez Jorge Pegassano a dos años y medio de prisión en suspenso luego de un acuerdo entre la fiscal Yanina Tolosa y la defensora oficial María Soledad Estrada.

Comentarios