Policiales
Miércoles 12 de Julio de 2017

Prisión preventiva a una mujer por un crimen de hace diez años

Mónica Patricia Romero fue apresada el viernes pasado por integrar una banda de ladrones liderada por su hijo. Jamás la buscaron por el homicidio que le achacan

Mónica Patricia Romero es la madre de "Lichy", el miembro más conocido de la familia asentada en el barrio Municipal de Nuevo Alberdi que la semana pasada fue objeto de allanamientos y detenciones por parte de la Policía de Investigaciones (PDI) por la presunta conformación de una asociación ilícita dedicada a robos y escruches. Junto a Mónica y "Lichy" fueron apresadas otras 12 personas e imputadas por las fiscales Cecilia Brindisi y Valeria Haurigot en una audiencia en la que, tal cual publicó este diario el sábado, la mujer fue acusada por apretar a víctimas de un robo cometido por "Lichy" el 18 de junio. Pero sobre Mónica además pesaba una orden de captura por el homicidio de Miguel Angel Funes, ocurrido el 3 de diciembre de 2007 en Nuevo Alberdi, causa que está en el sistema penal conclusional. En este expediente fue indagada y se le dictó prisión preventiva, aunque su defensa solicitó que se la excarcele.

Gresca fatal

Miguel Angel Funes tenía 42 años y residía en Servellera al 3900 de Nuevo Alberdi. El lunes 3 de diciembre de 2007 salió de su casa para comprar una cerveza. Caminó unos metros con el envase en la mano cuando en inmediaciones de una canchita ubicada en Vieytes y Caracas se enfrentó con su destino. Según la versión oficial, Funes se topó con una gresca entre varios hombres, algunos de ellos integrantes de una pandillas de Nuevo Alberdi.

En esas circunstancias intentó defender a uno de sus conocidos hasta que recibió dos balazos en una pierna. Un proyectil le desgarró la arteria femoral y murió desangrado antes de llegar al hospital Eva Perón de Granadero Baigorria, a donde lo llevó un vecino. En la escena del crimen el Comando Radioeléctrico secuestró dos escopetas, una pistola automática y un revólver. Una semana antes, Funes ya había sido baleado en otro oscuro episodio.

El expediente recayó en el juzgado de Instrucción 14ª del viejo sistema procesal penal y hoy, como todos los expedientes del viejo sistema, están en manos de la jueza Delia Paleari.

Buscados

Desde los primeros momentos de la pesquisa surgieron en la carpeta de la ex Brigada de Homicidios de la Unidad Regional II los nombres de Mónica Patricia Romero, su concubino Ramón Salvador "Monchi" Vallejos y "El gato", quien se mantuvo prófugo durante diez años. A los tres les dictaron orden de captura el 31 de marzo de 2008. En diciembre de ese año, es decir un año después del crimen, "Monchi" Vallejos fue apresado. Para ese momento tenía 16 antecedentes en su prontuario y recuperó la libertad en mayo de 2009 al ser sobreseído en ese expediente y encausado sólo por abuso de armas.

En julio de 2010 fue detenido el hijo de Mónica, "Lichy" Romero, quien por entonces tenía 19 años. Estuvo bajo la órbita del juzgado de Menores 3 (ya que al momento del asesinato de Funes tenía 17 años) pero fue desvinculado de la causa.

En septiembre de 2014 Mónica Romero y "El gato" fueron declarados en rebeldía, sin embargo no hay constancias en los registros judiciales que sobre la mujer se haya realizado alguna orden de allanamiento o puesto en práctica un intento de captura. El hombre aún está prófugo.

Lo cierto es que el último martes 4 de julio Mónica fue detenida en el marco de los 33 allanamientos ordenados por las fiscales Brindisi y Haurigot como integrante de una asociación ilícita conformada por las bandas de su hijo "Lichy" y la de "El chino Luis". Un día más tarde, acompañada por sus defensores encabezados por Ignacio Carbone, fue indagada y le dictaron la prisión preventiva.

Allegados a la defensa indicaron que Romero "fue indagada pero que no se hizo hincapié en qué rol le achacaban en la muerte de Funes". Acto seguido solicitaron la excarcelación de la mujer que está bajo prisión preventiva por el plazo de ley, revisable a los 60 días, que le impuso el juez Hernán Postma por las imputaciones formuladas el viernes pasado en el marco de la acusación de asociación ilícita y de encubrimiento por favorecimiento personal.

baigorria. Miguel Angel Funes falleció en el Policlínico Eva Perón.

Comentarios