Policiales
Domingo 01 de Octubre de 2017

Por qué fue detenida una comisaria de la Unidad Regional Ien su casa de Rincón

La Justicia Federal de Formosa la investiga por el contrabando de ketamina desde Paraguay a Santa Fe. Era jefa de Archivo en Jefatura.

La comisaria supervisora Alicia Marisel Reyna, detenida el jueves por Gendarmería Nacional en su casa de la localidad de San José del Rincón, está siendo investigada por la Justicia Federal de Formosa como un eslabón en la ruta del contrabando de ketamina (una droga disociativa con potencial alucinógeno utilizada originalmente en medicina por sus propiedades sedantes, analgésicas y anestésicas, pero también para la fabricación de drogas sintéticas). Si bien el expediente abierto por la fiscal federal Marisa Vázquez ante el juez subrogante Juan Carlos Vallejos fue caratulado preliminarmente como "autores ignorados sobre la presunta infracción a la ley nacional de estupefacientes", pudo conocerse que el ojo de la Justicia está puesto en la llegada de encomiendas con ketamina a la ciudad de Santa Fe que, en algunas ocasiones, habrían sido retiradas por la comisaria detenida.

El jueves pasado dos allanamientos realizados por Gendarmería Nacional a pedido de la Justicia Federal de Formosa sobresaltaron una vez más las redacciones de los medios santafesinos. Otra vez un alto jefe de la policía provincial aparecía mencionado por infracción a la ley de drogas. Esta vez, quien quedaba en el ojo de la tormenta era una comisaria supervisora de 44 años que se desempeñaba como jefa del Archivo de la Unidad Regional I (departamento La Capital). Reyna fue detenida en una vivienda de Brigadier López al 1900 de San José del Rincón (a 15 kilómetros al este de Santa Fe). En el otro procedimiento fue detenida Pura Limpia Concepción H., de 89 años, quien reside en una vivienda de 1º de Mayo al 3900, en el macrocentro de la capital provincial. Pero por imposibilidad física la anciana quedó bajo prisión domiciliaria. Ambas están a disposición del juez correntino Juan Carlos Vallejos, quien subroga el Federal de Formosa desde mediados de 2016 e integra el Tribunal Oral Federal de esa ciudad norteña.

Una droga bajo la lupa

Aunque no tiene el peso específico de otras drogas de gestación química y de diseño, como por ejemplo el éxtasis, la metanfetamina o el LSD, desde el gobierno nacional se puso el ojo en el tráfico de ketamina, en principio una sustancia anestésica para animales que puede utilizarse como droga social.

Tres meses atrás el jefe de la Agrupación VI "Formosa" de Gendarmería, el comandante mayor Ricardo Heredia, advirtió sobre el ingreso por la porosa frontera Argentina de "ketamina y distintos tipos de pastillas alucinógenas" que "tienen como destino los grandes centros urbanos", entre ellos Buenos Aires y Santa Fe.

"Se la inhala en polvo, porque se la puede cristalizar, o se la consume de manera inyectable. Últimamente, los jóvenes la están usando como droga sintética en fiestas electrónicas. Esto hace que las personas que la consumen no sientan dolor y tengan inmovilidad y amnesia. Estimo que por los costos está reemplazando a otras drogas de diseño que tienen un valor superior. Incluso, esa sustancia suele ser combinada con alcohol", relató el comandante mayor al diario La Mañana de Formosa en julio pasado.

En ese marco, el viernes efectivos de Gendarmería incautaron 24 litros de ketamina (480 frascos de 50 miligramos cada uno y de industria paraguaya) en un retén caminero ubicado en la localidad de Tatané, sobre la ruta nacional 11 y a unos 20 kilómetros al sur de la ciudad de Formosa. Los 24.000 mililitros de droga eran parte del equipaje de un hombre que viajaba hacia Retiro. Si bien es una droga líquida, a la hora del consumo social los adictos secan el contenido y lo aspiran. También lo suelen combinar con otro tipo de drogas. Fuentes consultadas indicaron que la ketamina puede producir "efectos similares a lo que produce la metanfetamina y el éxtasis". Dentro de sus principales efectos secundarios se encuentran las alucinaciones, elevación de la presión sanguínea y aumento de las secreciones en las vías respiratorias.

Con ese telón de fondo la fiscal federal Marisa Vázquez inició un expediente en el que investigaba encomiendas con ketamina que llegaban a la ciudad de Santa Fe, entre otros puntos de la ruta de esa droga. Lo que intenta determinar la Justicia Federal formoseña es qué grado de participación tenía la oficial de la policía santafesina en una de las organizaciones dedicada al contrabando de esta droga.

Comentarios