Policiales
Miércoles 27 de Septiembre de 2017

Policías fueron tomados como rehenes durante ocho horas por dos delincuentes armados

Los delincuentes asaltaron una vivienda en el barrio porteño de Parque Chacabuco. Primero tomaron civiles como rehenes y después a policías. Esta madrugada finalmente se entregaron.

Dos delincuentes armados que mantenían como rehenes a dos efectivos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, luego de asaltar una vivienda en el barrio porteño de Parque Chacabuco, se entregaron esta madrugada luego de ocho horas de tensas negociaciones.

Según indicaron fuentes policiales, el hecho comenzó en una casa ubicada en la calle Puán al 638, entre Directorio y Gregorio de Laferrere, en el barrio porteño de Parque Chacabuco, a donde arribaron alrededor de las 21 uniformados de la fuerza porteña ante el llamado de vecinos al número de emergencias 911.

Ante la llegada de los efectivos, los dos delincuentes tomaron como rehenes a tres civiles.
La policía logró extraerlas de la casa, pero en ese momento, otro efectivo ingresó por la terraza a la vivienda y allí los delincuentes lo sorprenden, le sacan el arma y reducen", dijo Quiñones.

"Cuando los otros tres policías lo ven retenido, optaron por preservar la integridad de su compañero y los delincuentes también los redujeron. Dos quedan esposados en el piso y con los otros dos logran salir de la vivienda, y como el patrullero había quedado frente a la vivienda ingresaron y allí se quedaron todas estas horas", completó el Comisionado Mayor de la Policía de la Ciudad al término del operativo.

Tras la llegada del grupo especial de la Dirección de Operaciones Especiales (DOE), los que habían quedado esposados en la vivienda fueron liberados y comenzó una negociación con los delincuentes atrincherados en el patrullero a fin de que se entreguen y liberen a los otros dos rehenes.

Hubo al menos diez patrulleros en el lugar y se procedió al corte total de las arterias.

El hecho que convulsionó al barrio comenzó este martes alrededor de las 21 y tuvo su desenlace cerca de las 5 de la madrugada de hoy.

Como parte del operativo, toda la cuadra de la calle Puán entre la Avenida Directorio y Gregorio de Laferrere se encontraba cercada por un gran despliegue de varios móviles policiales y ambulancias del SAME.

Uno de de los efectivos fue liberado pasada la 1 y un mediador de la Policía de la Ciudad continuó negociando para evitar una situación de mayor peligro, al tiempo que desde que se inició el operativo se insistió en retirar a todos los vecinos y curiosos de la zona.

Los delincuentes, que tenían armas y chalecos antibalas en su poder, finalmente pocos minutos antes de las 5 liberaron al segundo agente y se entregaron luego de ocho horas de máxima tensión.

Comentarios