Policiales
Lunes 07 de Agosto de 2017

Piden juicio oral para el hijo del narco "Mameluco" Villalba

Un fiscal acusó a Alan Villalba como jefe de una banda que vendía drogas. Su padre cumple en Ezeiza una condena a 23 años por el mismo delito

Un fiscal federal de Lomas de Zamora pidió someter a juicio oral a uno de los hijos del condenado jefe narco Miguel Angel "Mameluco" Villalba por liderar una banda que comercializaba drogas en una villa de la localidad bonaerense de Billinghurst, partido de San Martín, con el presunto monitoreo y control de su padre desde la cárcel de Ezeiza donde está preso desde 2014.

Se trata de Alan Marcial Villalba, de 22 años y apodado "El Pelado", para quien el fiscal federal Leonel Gómez Barbella pidió un juicio oral por el delito de "tráfico de estupefacientes con fines de comercialización, agravado por la participación de más de tres personas organizadas para cometerlo".

Para el Ministerio Público el hijo de "Mameluco" era el líder de la organización que producía y comercializaba marihuana y cocaína en la villa 18 de Septiembre, de Billinghurst, junto con los acusados Aldo y Fernando De Bortoli (padre e hijo, respectivamente), Matías Rodríguez Juárez, Carlos Martínez, Jesús Rafael Camini y Yésica Fulles, a la única que consideró partícipe secundaria.

Los acusados fueron detenidos en 29 allanamientos realizados en junio de 2016 en los partidos bonaerenses de Esteban Echeverría, Pilar, Almirante Brown y San Martín, donde se secuestraron distintas drogas.

De acuerdo con requerimientofiscal, Villalba hijo tomó el mando de la organización que dirigía su padre, bajo su presunto monitoreo desde la prisión.Se estableció que "Mameluco" Villalba, de 54 años, seguía dirigiendo junto a otros dos hijos también detenidos la organización narco en manos de su hijo Alan. Este último llevaba a cabo la mayoría de las maniobras de compra y venta.

Reparto de tareas

El fiscal detalló que para llevar a cabo las maniobras la banda contaba con personas que cumplían diferentes roles: los vendedores, que se apostaban en los pasillo de la villa; los "encargados de zona", que supervisaban a los vendedores; y los "soldados o campanas", quienes merodeaban los alrededores de la villa para alertar de cualquier peligro.

Para el fiscal, la banda dirigida por "El Pelado" Villalba utilizaba una vivienda de la localidad de Malvinas Argentinas, partido de Almirante Brown, como sitio de fraccionamiento, acondicionamiento y embalaje de la droga, tarea que estaba a cargo del acusado Martínez en base a estupefacientes que llevaba hasta el lugar Rodríguez Juárez.

Una vez preparadas para la venta, las drogas eran entregadas a Camino quien, con colaboración de su pareja Fulles, la resguardaba en su domicilio de San Martín. Desde allí Rodríguez Juárez las llevaba a la villa 18 de Septiembre para la venta.

Gómez Barbella detalló que, dentro de la organización, los De Bórtoli padre e hijo eran quienes proveían a la banda de las drogas con el dinero de Allan Villalba, encargado de dirigir la organización y de financiarla, según la pesquisa.

"Alan Marcial Villalba cumplía el rol de director de la organización, su función era preponderante, encargado de la toma de decisiones y de financiar la adquisición del estupefaciente", indicó el fiscal en su requerimiento.

Para concretar las maniobras, la banda poseía numerosos vehículos, armas de fuego, teléfonos y equipos sofisticados de comunicación.

El fiscal expuso que la participación de los acusados se sostiene en seguimientos, escuchas y el análisis patrimonial realizado por expertos de la Unidad de Información Financiera. En le caso de Aldo De Bórtoli se comprobaron viajes asiduos al exterior, entre otros a Colombia.

La investigación sobre Villalba hijo se inició en agosto de 2015 por la declaración de un testigo de identidad reservada. Tras la pesquisa, se llevaron a cavo 29 allanamientos en los que se hallaron 11 kilos de cocaína, 42 de marihuana, 7 de precursores químicos, armas, máquinas termo selladoras, seis autos de alta gama y 74 teléfonos.

"Mameluco" Villalba cumple en Ezeiza una condena de 23 años de prisión por liderar una gran organización narco que operaba en el partido de San Martín. El condenado llegó a postularse a intendente de ese partido, fue víctima de un secuestro extorsivo vinculado al narcotráfico y recientemente declaró como testigo en el juicio por el asesinato de la niña Candela Rodríguez, cometido en agosto de 2011 en Hurlingham, ya que su nombre había sido mencionado en esa investigación.

En esa testimonial, "Mameluco" aseguró que el secuestro y crimen de la niña fue "por dinero proveniente del narcotráfico" y aseguró haber sido completamente ajeno a él.

EL PADRE. "Mameluco" Villalba fue candidato a intendente de San Martín.

Comentarios