Policiales
Miércoles 29 de Marzo de 2017

Piden explicaciones por el ataque a tiros a un vehículo del Servicio Penitenciario

El diputado Carlos Del Frade pidió informes al Ministerio de Seguridad el día previo a que se conozca el veredicto en el juicio por el crimen del ex líder de Los Monos

Convencido de que "no fue un arrebato de matones, como quiso cerrar el ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro, sino un hecho planificado", el diputado provincial Carlos Del Frade presentó un pedido de informes al Ejecutivo sobre el ataque a tiros de la semana pasada al convoy penitenciario que trasladaba a los acusados por el crimen de Claudio "Pajaro" Cantero. Entre las dudas que planteó, el legislador del Frente Social y Popular quiere saber "por qué hubo tan poco personal para custodiar a tres de los acusados de matar al jefe de la principal banda dedicada a la distribución de cocaína del sur provincial" y si el gobierno sabe de la existencia de contactos entre Luis Paz, mencionado en el juicio oral como posible instigador y en rebeldía por no haber ido a declarar, y el ex barra brava de Colón de Santa Fe "Quique" Leiva, preso en la cárcel de Coronda por un crimen.

La tarde del martes 21 de marzo el Renault Master del Servicio Penitenciario (SP) que llevaba a la cárcel de Coronda a tres acusados por el crimen de Cantero fue baleada en el kilómetro 7 de la autopista a Santa Fe. Según la escasa información sobre el hecho los disparos fueron realizados desde un auto negro (un Volkswagen Bora o Vento) y un segundo supuesto vehículo.

El furgón con los detenidos era custodiado por una camioneta similiar del Grupo Especial de Operaciones Penitenciarias (Goep) cuyos ocupantes no repelieron la agresión, según se dijo, para evitar peores consecuencias en una autopista muy transitada. Uno de los detenidos, Facundo "Macaco" Muñoz, recibió un balazo y fue operado mientras que los otros dos, Luis "Pollo" Bassi y Milton Damario, resultaron ilesos. En tanto, dos agentes del Goep que iban en el otro móvil también fueron baleados. Un cuarto herido fue un joven de 25 años que iba en un ómnibus interurbano que circulaba por el carril contrario y fue alcanzado por una bala perdida en un hombro.

Interrogantes

En un contexto de poca información colectada o dada a conocer, y muchísimas dudas alimentadas por la gravedad de un ataque enmarcado en la violencia narco que acosa el territorio santafesino, Del Frade presentó un pedido para que el Ministerio de Seguridad responda interrogantes. Entre los puntos a despejar, el diputado quiere saber cuál es el protocolo del SP para trasladar detenidos de Rosario a Coronda, cuántos móviles y agentes se emplean, cómo se actúa en caso de ataques u otras eventualidades en el camino. En este sentido, pide conocer si hubo "un estudio previo al traslado que debió incluir una planificación que contemple todas las situaciones posibles que pudieran complicar la operación".

Otra duda es si se tuvo en cuenta la formación de traslado conocida como "cápsula de seguridad", modalidad que contempla un mínimo de tres móviles: uno que abre el camino, otro con los detenidos y el restante protegiendo la retaguardia. En ese sentido, pide explicaciones sobre el motivo por el cual el operativo de traslado no incluyó fuerzas policiales que, "son las que naturalmente ejercen la fuerza pública en las rutas y caminos y ante una agresión la repelen y resuelven mientras el móvil de traslado evade la situación".

"La dimensión de los acusados ameritaba un acompañamiento de la policía provincial o de fuerzas federales como Gendarmería", sostuvo Del Frade, y pidió saber "cuál fue el criterio para que la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) de la policía no participara del operativo".

Sin Paz

Otro punto que remarcó Del Frade tiene que ver con la reciente aparición de Luis Paz como protagonista de una causa en la que no había sido investigado aunque entre las hipótesis del crimen de Cantero alguna vez se mencionó una venganza de su parte por el homicidio de su hijo Martín, el "Fantasma", quien fuera miembro de Los Monos hasta que al parecer quiso iniciar un negocio por su cuenta. Paz fue convocado a declarar en el juicio oral cuyo veredicto se conocerá hoy (ver aparte) pero no lo hizo —mandó un abogado a excusarse alegando que teme por su vida— y se desconoce su paradero.

Esta sugestiva ausencia lo colocó entre los posibles interesados en orquestar un ataque como el del martes pasado. Teniendo en cuenta que Paz residió en la ciudad de Santa Fe, Del Frade pide saber si el Ministerio de Seguridad tiene información sobre una posible relación entre éste y el ex jefe de la barra brava de Colón detenido en Coronda, "Quique" Leiva.

Finalmente, el diputado quiere saber "en qué se basó el ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro para sostener que el ataque "se trató de un arrebato de matones" cuando el fiscal interviniente y la descripción de los hechos hablan de una acción pensada y ejecutada.

"Todos estos hechos revelan la continuidad de las principales bandas narcopoliciales en el sur de la provincia: Cantero, Bassi, Paz, son nombres que se vienen repitiendo desde 2012", concluyó Del Frade.

Comentarios