Policiales
Martes 25 de Julio de 2017

Piden elevar a juicio una causa contra 10 personas por venta de narcóticos

La investigación desentrañó la existencia de una organización de venta de drogas en la carnicería del principal acusado.

El fiscal federal de Rafaela Federico Grimm pidió elevar a juicio oral a diez acusados de integrar una banda narco que operaba en San Cristóbal, en el norte santafesino. Se trata de una investigación iniciada en mayo de 2016 por las sospechas contra un carnicero detectado en operaciones de venta de drogas. Los acusados son Luis Edgardo Díaz, Genoveva Porporato, Kevin Díaz, Lucas Duarte, Edgardo López, Fabio Kabobel, Dante Rodríguez, Amiel Córdoba, Diego Bulacio y María Elba Alzugaray.

La investigación, con escuchas al entorno de Díaz, desentrañó la existencia de una organización de venta de drogas en la carnicería del principal acusado. Según la acusación, se estableció una división de roles según la cual Díaz vendía la droga en su casa y en su negocio y se valía de terceras personas (como su pareja, Porporato, y su hijo Kevin). Las drogas eran provistas por Rodríguez, nexo para la compra en el norte del país como en la ciudad de Santa Fe, además de oficiar de puntero para notificar de controles de ruta cuando iban a comprar.

Díaz abastecía a los demás imputados. El principal proveedor era su cuñado Bulacio. Les pagaba una suma fija por la venta y fijaba el precio y la cantidad disponible a la venta. La mayoría de ellos comercializaba en sus domicilios mientras que otros, como López, también lo hacían bajo la modalidad delivery.

El 23 de octubre de 2016 se hizo una serie de allanamientos en los domicilios de los acusados y se secuestraron grandes cantidades de dinero en efectivo, celulares, balanzas digitales y recortes de nylon para fraccionar estupefacientes.

Por este motivo, Grimm pidió enjuiciar a Luis Díaz, a su pareja y a su hijo, a Duarte, López, Kabobel y Rodríguez como coautores materialmente responsables del delito de comercialización de estupefacientes agravada por la intervención de tres o más personas en forma organizada.

Córdoba, en tanto, deberá responder como autor materialmente responsable de la tenencia con fines de comercialización, mientras que Bulacio y Alzugaray deberán hacerlo por la comercialización de estupefacientes en carácter de coautores materialmente responsables.

Comentarios