Policiales
Lunes 10 de Julio de 2017

Piden 22 años de pena por un crimen en barrio Municipal

El acusado cayó dos años después al entrar herido de un balazo al Heca. Le imputan matar a Marcelo Basualdo en 2014 en Grandoli y Gutiérrez

La Fiscalía pidió 22 años de prisión para un joven como coautor del homicidio Marcelo Adrián Basualdo, asesinado a balazos y puñaladas en la zona sur en diciembre de 2014 en medio de una áspera disputa personal. El acusado cayó detenido casi accidentalmente en agosto de 2016, cuando ingresó herido de arma de fuego al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) donde intentó burlar un pedido de captura activo al registrase con una identidad falsa. Por el hecho hay otra persona imputada y a la espera de un juicio.

Diego Martín M. U. podría estar prófugo aún si no fuera por las secuelas de sus andanzas delictivas. El 10 de agosto del año pasado el joven llegó con heridas de bala al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) donde se constató que era uno de los sospechosos del asesinato de Basualdo.

Cuchillos y balazos

El hecho por el que tenía un pedido de captura activo se remonta al sábado 13 de diciembre de 2014. Ese día a las 3 de la mañana Basualdo, de 36 años, y otros muchachos del Fonavi de Grandoli y Gutiérrez estaban sentados en el ingreso al Centro de Salud Municipal "Rubén Naranjo", en Sánchez de Thompson 9 bis.

Pero algo pasó y Basualdo fue atacado a balazos y puñaladas. Hasta ese momento se desconocía quienes lo habían agredido. Dos proyectiles de bajo calibre lo impactaron en el pecho. Y dos puntazos le perforaron el abdomen, por lo que se presume que antes se batió a duelo con los victimarios.

Según los investigadores, se trató de una "rencilla callejera por enfrentamientos de vieja data". La víctima tenía prontuario abierto y un par de antecedentes penales. La madrugada del 25 de mayo de 2012 había recibido dos disparos de arma de fuego en el abdomen. Ese día le dijo a la policía que había sido agredido a metros de su casa, la misma zona donde cayó muerto dos años más tarde.

Sobre los autores del homicidio hubo entonces pocos datos. Apenas circuló un apodo que se preservó a pedido de los investigadores para no entorpecer la pesquisa. Sin embargo la investigación del fiscal Florentino Malaponte logró reunir evidencias para identificar a los presuntos autores.

Diego Martín M.U atravesó días atrás una audiencia imputativa donde el fiscal le achacó la coautoría de homicidio con uso de arma de fuego en concurso con amenazas contra un familiar Basualdo, por lo que se le dictó prisión preventiva sin plazo. Vale recordar que por el crimen ya había sido detenido e imputado Facundo Angel "Taca" N.

El fiscal Malaponte expuso las pruebas ante el juez Alejandro Negroni en la audiencia preliminar y pidió la apertura del juicio oral y público tras recordar que por el otro coimputado ya se había realizado el mismo trámite.

Solicitó la pena de 22 años de prisión al describir la conducta del acusado como "homicidio agravado por el uso de arma de fuego en concurso real con amenazas calificadas, en calidad de coautor". Enumeró las evidencias y pidió que se extendiera la prisión preventiva del imputado hasta el juicio.

A su turno el abogado Iván Russo sostuvo la inocencia de su pupilo al evaluar que no existen "elementos probatorios suficientes" que acrediten la autoría. Solicitó el sobreseimiento y la inmediata libertad con firma semanal ante la Oficina de Gestión Judicial (OGJ).

Además requirió que como alternativa a la prisión preventiva se otorgue la modalidad domiciliaria, y ofreció como garante a un familiar directo del acusado.

Comentarios