Policiales
Miércoles 08 de Marzo de 2017

Otra vez le negaron la excarcelación al ex jefe de policía, HugoTognoli

La Corte Suprema de Justicia declaró inadmisibles los recursos presentados por la defensa del ex jefe de policía de la provincia.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación rechazó por "inadmisible" el pedido de libertad que presentó en marzo de 2016 la defensa del ex jefe de policía de Santa Fe, Hugo Damián Tognoli, al haberse cumplido entonces cuatro años de detención sin sentencia firme. También denegó la queja por la prórroga de esa prisión preventiva, que en julio del último año fue extendida por otro año. De esta manera, y teniendo en cuenta el proceder del máximo Tribunal y la Cámara de Casación, no quedan dudas de que el ex número uno de la fuerza santafesina seguirá tras las rejas hasta la realización del juicio oral y público en el cual será juzgado por el Tribunal Oral Federal de Rosario como integrante de una "empresa criminal conjunta" para la comercialización de estupefacientes, cuya fecha de inicio está programada para el próximo 26 de junio.

En dos escritos difundidos ayer en la página del Centro de Información Judicial de la Corte, ambos firmados por el presidente del máximo tribunal nacional, Ricardo Lorenzatti, y los ministros Juan Carlos Maqueda, Elena Higthon de Nolasco, Horacio Rosatti y Carlos Fernando Rosenkrantz, se le niega al ex jefe de policía provincial la posibilidad de seguir el proceso judicial en libertad, lo que había pedido en marzo de 2016 su abogado defensor, Néstor Oroño. En sus fundamentos los jueces declaran como "inadmisible" lo solicitado y se apoyan en el artículo 280 del Código Procesal Penal de la Nación que sostiene que "la Corte, según su sana discreción, y con la sola invocación de esta norma, podrá rechazar el recurso presentado". Es decir, sin necesidad de fundamento, prorrogan la detención sin plazos.

De tal modo, la Corte convalidó las decisiones de la Sala II de la Cámara de Casación Penal que había denegado el 4 de julio de 2016 la solicitud de excarcelación que la defensa de Tognoli reclamó en marzo de ese año, después de que el Tribunal Oral Federal de Rosario le prorrogara por un año la prisión preventiva.

Pesimismo

En ese sentido, esa misma Sala de Casación tiene que expedirse esta semana sobre un nuevo pedido de la defensa de Tognoli que considera que "con la extensión indeterminada de la prisión preventiva se están violando la legislación nacional y los tratados internacionales en cuanto a la normativa convencional relativa a la duración razonable de la prisión preventiva, la que en este caso aparece claramente desborada", según sostuvo el abogado Oroño.

El mismo profesional, en su escrito, sostiene que "la Cámara parece ignorar principios fundamentales respecto de la prisión preventiva, como por ejemplo su carácter excepcional y de ultima ratio". Y agrega que "en este caso el Tribunal jamás ha ponderado otra posibilidad que el encarcelamiento respecto a Tognoli, proporcionándole el trato propio de un «enemigo público» por fuera del derecho, toda vez que las posibilidades legales a su respecto y sobre la cuestión cautelar se han agotado".

Larga historia

Tognoli fue encarcelado por orden del juez federal Carlos Vera Barros en octubre de 2012 luego de una nota periodística que lo señalaba por encubrir a narcos del sur provincial, entre ellos a Carlos Andrés Ascaíni. A los 15 días fue liberado porque la fiscal Liliana Bettiolo no halló pruebas para inculparlo. Pero volvió a la cárcel el 5 de marzo de 2013, cuando Bettiolo fue desplazada y el fiscal subrogante Juan Patricio Murray lo inculpó junto a Ascaíni y otros policías de conformar una "empresa criminal conjunta". Desde entonces está preso y tras dos prórrogas dictadas por la Cámara de Casación, ya cumplió cuatro años de prisión preventiva sin condena firme por la causa instruída en los Tribunales Federales de Rosario.

En octubre de 2015, en tanto, el Tribunal Oral Federal de Santa Fe lo condenó a 6 años de cárcel junto al narco santafesino Daniel "Tuerto" Mendoza por encubrimiento triplemente agravado por ser un delito grave (el narcotráfico), haber actuado con ánimo de lucro y ser funcionario público; incumplimiento de los deberes de funcionario público; e incumplimiento de la obligación de promover la persecución y represión de delincuentes, todo ello en concurso real con el delito de coacciones.

Ese fallo fue apelado y aún la Cámara de Casación no se expidió, por lo que tampoco el fallo está firme. Sin embargo, por la causa que a Tognoli se le sigue en Rosario y cuya fecha de juicio se fijó para el 26 de junio, su defensa entiende que "están cumplidos en exceso todos los plazos de la prisión preventiva", y solicitó su excarcelación, la que fue rechazada una y otra vez.

Comentarios