Policiales
Viernes 23 de Junio de 2017

Ordenaron siete capturas por lavado de dinero y fraude inmobiliario

La fiscalía los acusará hoy de ejecutar maniobras con poderes falsos para despojar de inmuebles a sus legítimos propietarios

alta gama. Ayer hubo más allanamientos en los que se incautaron vehículos costosos como una camioneta Dodge Ram y un BMW.

Un hijo de un sindicalista preso hace ocho meses por fraude inmobiliario, acusado de intermediar entre apropiadores de inmuebles y lavadores de dinero, fue detenido ayer en pleno centro de Rosario como sospechoso de idénticas maniobras. Se trata de Juan de la Cruz González De Gaetano, de 22 años, arrestado en un octavo piso de San Lorenzo 1067. El domicilio no carece de significación: era la sede de Yasmin SRL y Lumed 20/11 SRL, sociedades del asesinado empresario vinculado al narcotráfico Luis Medina (ver aparte). También es la dirección que, según fuentes policiales, brindó el mes pasado la ex esposa de Medina, Daniela Ungaro, cuando fue demorada en un control de alcoholemia en Funes.

Juan de la Cruz es una de las siete personas con pedidos de detención librados ayer por el fiscal de Delitos Económicos Sebastián Narvaja. La medida consistió en nueve allanamientos concretados por la Policía de Investigaciones (PDI) en los que fue secuestrada documentación, vehículos y otros elementos indiciarios de hechos de lavado de activos.

También fue detenido Omar Busellato, un vendedor de vehículos mencionado en el expediente 913/12 —conocida como Causa Monos— y conectado con Andrés "Gitano" Fernández, uno de los acusados por el crimen del bolichero Diego Demarre.

En familia

Cuatro de las personas con pedido de captura adelantaron a través de sus abogados que se presentarán hoy desde las 9 en Tribunales para la audiencia en la que Narvaja imputará a todos por lavado de dinero conectado con fraude inmobiliario.

Dos de ellas también están vinculadas a Maximiliano González De Gaetano, un hombre sin ingresos lícitos acreditados que es titular del Sindicato de Monteros, un gremio sin afiliados en Rosario. Además de su hijo detenido ayer, están citadas su esposa, Sandra Moresco, y su hija Magalí.

También anticiparon su presentación Vanina Viglione, esposa del Gitano Fernández, y el escribano rosarino José Luis Gordó, que aparece en maniobras para crear un fideicomiso con un campo apropiado.

De las acciones de ayer el único de quien no hubo novedad y sigue prófugo es Nicolás Aymo, hijo de Roberto, preso desde octubre pasado acusado de ser el cerebro que tramaba los fraudes.

Campos en Arroyo Seco

Los nuevos hechos que se explicarán hoy, según los fiscales Narvaja y Adrián Mc Cormack, exponen el mismo modus operandi de los casos anteriores: maniobras concretadas mediante poderes falsos para despojar a legítimos propietarios de inmuebles, escribanos desleales que intervienen para facilitar los ilícitos y selección de nuevos beneficiarios finales de los bienes apropiados, a cambio de dinero.

El caso en el que se centran los operativos de ayer es una maniobra contra María Cristina Lacava, una mujer que reside en Italia hace veinte años a la que le expropiaron de modo ilegal una vivienda y cuatro lotes de campo en Arroyo Seco: uno de 18 hectáreas, dos de cuatro y uno de dos hectáreas y media.

Quien intervino para desapoderarla fue el escribano Eduardo Torres, que labró un poder en favor de Roberto Aymo bajo el total desconocimiento de Lacava. Con ese poder, según los fiscales, el escribano Juan Bautista Aliau elaboró una escritura de venta de esos terrenos a Nicolás Aymo y éste luego transfirió uno de esos lotes a Moresco.

Trama

En el allanamiento a una casa de Moresco en Hudson 6930 de barrio Belgrano la PDI halló vehículos costosos: una camioneta Dodge Ram, un BMW, un VW Golf y una moto deportiva Suzuki Katana GSX 750. La mujer quedará imputada porque, para el fiscal, participa del traspaso fraudulento de bienes de Lacava. En ese domicilio estaba viviendo Busellato y allí fue detenido. Para Narvaja ese detalle es demostrativo de una asociación ilícita.

En tanto, dos de los terrenos de Arroyo Seco apropiados a Lacava terminaron en poder de un empleado de la empresa del matrimonio compuesto por el Gitano Fernández y Viglione, que hoy será imputada por ese delito.

También Magalí González de Gaetano quedó implicada en la transferencia del lote de 18 hectáreas. Es que su padre y otro imputado en una causa anterior, Leandro "Lelo" Pérez, están acusados de armar un fideicomiso para lotear ese terreno. Los que ponen el nombre en ese fideicomiso son Nicolás Aymo y Juan de la Cruz González De Gaetano.

A Gordó se le atribuye haber confeccionado todas las escrituras a través de las cuales Aymo hijo traspasó las cuatro fracciones del campo de Lacava. Según el fiscal, a través de testaferros una fue a parar a Moresco, dos a Viglione y el restante fue el fideicomiso.

Tres tarjetas verdes

Narvaja dijo ayer a la prensa que las acciones de ayer fueron complementarias a las iniciadas en octubre pasado con las detenciones de diez personas por distintas implicancias en fraude con propiedades. Las conexiones reaparecieron en detalles de los allanamientos. Por ejemplo, al allanar la casa en Pueblo Esther del sindicalista De Gaetano aparecieron allí tres tarjetas verdes de vehículos a nombre de Marcelo Jaef, preso desde hace ocho meses por la apropiación de un campo de 124 hectáreas en Villa Amelia.

En ese marco, ayer se descubrió una nueva propiedad a nombre del sindicalista: un departamento en un edificio contiguo a la torre Aqualina. Asimismo, se supo que Busellato aparece como administrador de una casa en calle Viamonte al 5300 que había sido apropiada. El era quien cobraba el alquiler a la familia que vivía en el lugar.

Según entiende el fiscal, algunos de estos casos son indicativos de lavado mediante receptación de activos del narcotráfico.

Además de su hijo detenido ayer, se prevé imputar a la esposa y a una hija de Maximiliano González De Gaetano

Escrituras

A Luis Medina lo mataron de 18 balazos junto a su novia Justina Pérez Castelli el 29 de diciembre de 2013. Al día siguiente hubo allanamientos diversos. Los partes indican que al irrumpir los policías al octavo piso de San Lorenzo 1067 "un chico de 19 años sin antecedentes les apuntó con un arma que no estaba registrada". Del expediente judicial surge que el joven en cuestión era Juan de la Cruz González De Gaetano, quien ese día se presentó como dueño del inmueble y ayer quedó detenido con una mochila llena de escrituras.

Comentarios