Policiales
Lunes 19 de Diciembre de 2016

"Ojito seguía viniendo cada tanto a Rosario, pero se había ido porque estaba muy cercado"

Alejandro Druetta, de la ex Drogas Peligrosas, dijo que el hecho de que Actis Caporale participaba públicamente de carreras "es propio de su personalidad".

Ayer por la mañana fue detenido en el autódromo de Buenos Aires Ignacio Actis Caporale, acusado de ser el líder de una banda narco rosarina. La detención estuvo a cargo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), cuando estaba a punto de participar de una carrera de autos. Alejandro Druetta, jefe de Inteligencia de la zona sur de la Dirección de Provincial de Prevención y Control de Adicciones (ex Drogas Peligrosas), contó que "Ojito" Caporale no vivía en Rosario porque era conocido e iba a ser detenido. Y lo calificó como un joven "muy osado".
"Desde el día que tiene pedido de captura (2012) desde la policía de la provincia estábamos buscando juntamente con la fuerzas federales a esta persona", destacó Druetta a "El primero de la mañana" de La Ocho. Reveló que en la fuerza santafesina tenían la información que Ojito Caporale "seguía viniendo cada tanto a Rosario, pero se había ido porque sabía que acá estaba muy cercado o que era inminente que lo iban a detener porque es una persona conocida".
"Caporale tenía pedido de captura desde 2012 y desde hacía un año era piloto de carreras"
Recordó que lo detuvo en Rosario hace diez años atrás, cuando Actis Caporale venía pastillas de éxtasis en Plaza Pringles. "Era un muchachito joven que no llamaba la atención para nada, de nivel de vida de clase media alta, relaciones con familias de bien o muy adineradas y una persona muy inteligente".
Pese a estar con pedido de captura y en Buenos Aires, Actis Caporale participaba desde hace un año —se hacía llamar Alex Aqua— en un torneo de autos Ford Fiesta, dando incluso notas para televisión. Al respecto, Druetta dijo que Actis Caporale "tiene un carácter muy temperamental y muy osado" y que "todo eso que hizo con la carrera es propio de su personalidad". De todas maneras aclaró: "Nosotros el dato no lo teníamos, sino lo hubiésemos detenido nosotros".
Tal como refleja la crónica de La Capital, Ojito fue detenido gracias a un llamado anónimo recibido hace diez días delatando cuál era la nueva actividad de Nacho. Desde entonces se reanudó un seguimiento que terminó ayer a las 10 de la mañana en el autódromo Juan Gálvez del Bajo Flores.
Embed


Comentarios