tribunales
Lunes 13 de Junio de 2016

Novedosa condena para un joven asaltante adicto a las drogas

Un joven de 21 años adicto a las drogas condenado a tres años y medio de prisión efectiva por robos a comercios transitará esa pena en una institución donde será tratado con el objetivo de lograr su rehabilitación y reinserción social. La novedosa resolución se logró por un acuerdo en juicio abreviado entre la Fiscalía y la defensa de Norberto Nahuel Ferrari, detenido por asaltar un quiosco de España al 800 con un arma de juguete.

Un joven de 21 años adicto a las drogas condenado a tres años y medio de prisión efectiva por robos a comercios transitará esa pena en una institución donde será tratado con el objetivo de lograr su rehabilitación y reinserción social. La novedosa resolución se logró por un acuerdo en juicio abreviado entre la Fiscalía y la defensa de Norberto Nahuel Ferrari, detenido por asaltar un quiosco de España al 800 con un arma de juguete.

El 15 de septiembre de 2015 a las 10.45 Ferrari tomó una decisión que por el horario y contexto no parece haber meditado mucho: con un arma de juguete y un cómplice menor de edad asaltó con violencia el maxiquiosco Tania de España 892. Amenazó de muerte a una empleada y la golpeó en las costillas para llevarse 2.000 pesos y documentación personal de la mujer. Pero alguien que oyó desde la vereda el grito de la víctima llamó a la policía. Así, mientras trataba de subir a una moto, Ferrari fue atrapado a pocos metros del quiosco mientras su cómplice huía.

Atenuante. Días después el fiscal Fernando Dalmau imputó a Ferrari de amenazas y tentativa de robo calificado por el uso de arma de utilería, agravado por la intervención de un menor de edad. Pero por su condición de adicto, y ante la petición de su abogado Ignacio Carbone, la jueza Mónica Lameperti ordenó que el joven quedara bajo arresto domiciliario en una institución especializada en adicciones.

En esas condiciones y con seguimiento terapéutico especial, transitó el proceso judicial mientras se consolidaba la investigación hasta que se resolvió la pena luego homologada en un procedimiento abreviado. En una audiencia celebrada el mes pasado primero se alivianó la imputación, ya que la evidencia no logró acreditar la participación del menor de edad en el atraco. Así, Ferarri quedó acusado como coautor de tentativa de robo.

Luego Dalmau y Carbone dieron los pasos formales para que el juez homologue la condena a tres años y medio de prisión efectiva, pena que se unificó con otra de dos años y medio condicional dictada en 2015 por una tentativa robo calificado. Si bien se le revocó la condicionalidad, los psicólogos que acompañaron a Ferrari durante la prisión preventiva recomendaron que se le diera continuidad al tratamiento porque ello le permite "ir progresando día a día".

Comentarios