Policiales
Jueves 20 de Julio de 2017

Nombres que se repiten en trágicos ataques en la zona sur

Los complejos edilicios del Parque del Mercado y Municipal han sido escenario de violentos enfrentamientos, algunos con finales fatales

Los monoblocks del barrio Municipal de Lamadrid y Alice y del complejo que se levanta frente al Parque del Mercado volvieron a ser noticia en las últimas 48 horas por dos fatales ataques a balazos que, en principio, no tendrían conexión entre sí.

El domingo a la tarde en Isola al 300 bis, en los monoblocks del Parque del Mercado, Eduardo Esteban Aguirre, de 26 años, fue acribillado a tiros en la puerta de su casa. El fiscal Pablo Pinto investiga los móviles del episodio y busca a los autores. Menos de 48 horas más tarde Iván P., de 32 años, fue baleado desde una moto en la puerta del quiosco de su hermana en Lamadrid al 100 bis. El hombre fue trasladado primero al hospital Roque Sáenz Peña y de allí derivado al Heca donde ayer seguía internado en observación y fuera de peligro. Este hecho es investigado por el fiscal Adrián Spelta.

Si bien en principio los hechos no estarían vinculados, en las escenas de ambos ataques volvieron a escucharse nombres y apodos conocidos en las históricas disputas callejeras que mantienen en vilo a los vecinos de las dos barriadas del sureste rosarino. Aunque los fiscales optaron por la cautela, en los dos barrios los residentes exponen sus teorías sobre los casos, aunque con reservas. "Acá uno tiene que tener cuidado porque no se sabe ya con quién se habla. Aunque siempre hubo mafias, antes había códigos. Los que están hoy son rastreros, tira tiros que a lo mejor te mandan a pegar un balazo por cualquier cosa", explicó una mujer del Fonavi Parque del Mercado poniendo en palabras la sensación de desprotección que viven los vecinos a ambos lados de la calle Gutiérrez, de Grandoli al este.

Desde un auto

De acuerdo a la versión oficial, pasadas las 17.30 del domingo Eduardo Esteban "Chingui" Aguirre, fue atacado a balazos desde un auto mientras estaba charlando con amigos en la puerta de su casa de la torre 10 de Isola 351 bis. "Chingui", quien tenía un hijo, resultó con heridas en el abdomen, el tórax y la pierna derecha. Fue trasladado en un auto particular hasta el Hospital de Energencias donde poco fue lo que los médicos pudieron hacer por él. Murió a las 18.50 de ese mismo día.

Minutos después del ataque la policía capturó a Andrés, un pibe de 14 años afincado en otra torre de Isola al 300 bis como sospechoso de haber participado del crimen. Según confió una fuente consultada, con el correr de las horas y al ser el muchacho inimputable para la ley penal, quedó bajo la tutela momentánea de la Subsecretaría de Derechos de Niñez, Adolescencia y Familia y luego recuperó la libertad.

No fue él

"A «Chingui» le bajó el pulgar René (U., detenido por el asesinato de Roberto "Pimpi" Caminos). El pibe de 14 años que agarraron no lo mató. El sicario fue «Peladito»", explicó un vecino que conoce las disputas en los monoblocks. "Hay dos versiones sobre por qué lo mataron. Una es que le dieron porque tiene un familiar que está en el negocio de la droga y por ese la pagó él.

La otra versión es que a «Chingui» lo acusaban de hacerse el pistolero. Dicen que él consiguió el arma con la que mataron a Iván Javier García (el miércoles 20 de julio de 2016 en Isola y Maestros Santafesinos)", comentó una vecina. "A «Chingui» lo ensucian al pedo. Era un buen tipo el gordo. Nada que ver lo que dicen de la muerte de Iván García", indicó otro hombre de la barriada.

Fuentes judiciales confiaron que el fiscal Pinto "maneja el apodo de «Peladito»", pero destacaron que hay "información que está en proceso y sobre la que se está trabajando para afinar los datos sobre el apodo mencionado". El mismo sobrenombre había sonado en la investigación del asesinato de Marcelo Ponce, un ex barra brava de Newell's Old Boys de 34 años asesinado el 30 de octubre pasado en el Parque del Mercado.

Cuestión de familia

Menos de 48 horas después del crimen de "Chingui" Aguirre, las detonaciones cruzaron calle Gutiérrez y se instalaron en los pasillos del barrio Municipal de Lamadrid y Alice. Oficialmente se informó que el martes, alrededor de las 15.30, Iván P., de 33 años y conocido como "El gordo Limo", estaba junto a dos personas en el quiosco de su hermana de Lamadrid al 100 bis cuando desde una moto le dispararon.

Tras ello su cuñado lo trasladó en un auto particular al hospital Roque Sáenz Peña, pero dada la gravedad de las heridas lo cargaron en una ambulancia del Sies y lo derivaron al Heca, donde fue operado y quedó internado fuera de peligro.

"«El gordo Limo» es primo de Alexis Caminos por parte de madre. Su mamá era Susana Caminos, hermana de «Pimpi». El tiene un medio hermano al que le dicen «Dieguito Maradona» y vive por calle Rouillón. Con él, Alexis anda para la mierda por una cuestión de negocios. Parece que «Dieguito» se acercó al Municipal con Alexis preso para hacer sus negocios y eso no gustó nada", explicó un vecino del Municipal.

Los habitantes de la barriada contaron que a la hora señalada "El gordo Limo" estaba en el quiosco junto a su hermana y al apodado "Jopo", un muchacho muy cercano a "Andy", otro de los primos de Alexis (detenido e imputado en varias causas junto al reconocido Ariel "Tubi" Segovia). "Fue todo muy rápido. Estaban «El gordo» y «Jopo» en la puerta del quiosco, pasó una Honda Tornado roja con dos tipos, uno se bajó y lo cagó a tiros a «El gordo». Sólo a él. Y mirá que a «Jopo» se la tiene jurada medio barrio", explicó un vecino conocedor de las dinámicas del Municipal.

Las miradas acusatorias pusieron bajo la lupa a un tal "Peloncho", joven de confianza de Alexis Caminos. "Esto es parte de un reacomodamiento interno de los seguidores de Alexis, no creo que sea parte del vuelto por el último crimen en el Parque del Mercado (Eduardo Esteban Aguirre)", indicó el residente que habló con LaCapital bajo resguardo de su nombre.

parque del mercado. En Isola al 300 bis mataron a Eduardo Aguirre.

Comentarios