Policiales
Martes 20 de Diciembre de 2016

"No entiendo por qué me ocultaron su muerte"

"Sólo pretendo justicia. A veces siento dolor por la familia (del policía acusado) pero a mí me tocó la peor parte y él tiene que pagar por esto", dijo ayer Gabriela Lara, madre de Gustavo Lares, al término de la jornada en la que escuchó en primera fila los alegatos de las partes en el juicio oral.

"Sólo pretendo justicia. A veces siento dolor por la familia (del policía acusado) pero a mí me tocó la peor parte y él tiene que pagar por esto", dijo ayer Gabriela Lara, madre de Gustavo Lares, al término de la jornada en la que escuchó en primera fila los alegatos de las partes en el juicio oral.

La mujer recordó que el día del homicidio se levantó a las 7 para ir a trabajar, llevó a la nena al jardín y a las 10 le avisaron que había un allanamiento en su casa. "Buscaban una moto y un revólver. Dio negativo. A las 11 el comisario sale de mi casa. Me dice que iba a arreglar una cosa y volvía. Recién vuelve a las dos de la tarde y me hace firmar un acta. Nunca me avisó que habían matado a Gustavo a la mañana".

Sin saber que el joven había escapado por los techos ante la llegada policial, aunque lo suponía, la mujer salió en moto a recorrer el barrio para buscarlo y se encontró con un tumulto frente al arroyo. Los vecinos le comentaron que habían matado a un chico pero no tuvo fuerzas para acercarse y constatar si era su hijo. Entonces volvió y le pidió a sus hijas que fueran al arroyo a averiguar quién era el chico muerto. Y volvieron con la peor noticia: "Sí, mami. Es Gusti".

"No entiendo por qué los policías me ocultaron su muerte si en la comisaría lo conocían. A uno de mis hijos lo habían llevado al Irar y al otro lo habían tenido tres meses en la seccional. Me hicieron firmar un acta sin decirme que lo habían matado", dijo Gabriela.

Comentarios