Policiales
Lunes 23 de Enero de 2017

Murió uno de los juzgados en Rosario ligado a una banda de colombianos

La muerte sorprendió a una de las once personas acusadas de integrar una banda de vendedores de droga liderada por dos colombianos que están sometidas a juicio en Rosario desde noviembre pasado. Se trata de Marcelo Biradelli, un hombre oriundo de la provincia de Buenos Aires, que había llegado con problemas de salud al juicio, por lo que había pedido ser eximido de estar presente en la sala de audiencias del Tribunal Federal Oral 2.

El juicio deriva del seguimiento a una red de vendedores al menudeo en la ciudad de San Pedro. Una brigada policial siguió a uno de los dealers hasta descubrir buscando a sus proveedores, a una organización narco internacional conducida por un ganadero colombiano, Argemiro Sierra Pastrana, al que le abonaban sus envíos mediante giros de la empresa Western Union.

Por escuchas se estableció que un hombre llamado Marcelo Biradelli, dueño de un bar en la ciudad de Campana, le compraba estupefacientes a Diego López Echeverría en Capital Federal, que era el contacto del ganadero. En una segunda investigación se determinó que la punta del ovillo iba más allá de Marcelo Biradelli y López Echeverría. La pesquisa llegó a Sierra Pastrana, que registraba tránsito regular entre Bogotá y Buenos Aires.

Según la acusación del fiscal Matías Di Lello, había contactos telefónicos rutinarios entre Biradelli y Sierra Pastrana, en los que se pactaban encuentros semanales en Capital Federal, el conurbano y Campana. Parte de la cocaína que llegaba de Colombia era reenviada por Marcelo Biradelli hacia España.

Seguido por la DEA

Biradelli comenzó junto con el resto del grupo a ser juzgado en Rosario el 30 de noviembre pasado. En las audiencias mostraba dificultades para el desplazamiento por una operación en una pierna que le acarreaba, ya en el tiempo del juicio, tener tres turnos semanales de atención médica. Sus inconvenientes obligaron a abandonar el juicio para ser internado. En esa circunstancia falleció.

Un informe de la agencia norteamericana antidrogas DEA divulgado en el juicio consignaba que Marcelo Biradelli ostentaba antecedentes prolongados en el campo del comercio con estupefacientes.

La DEA consignó que Biradelli acreditó una serie de delitos diversos en el estado de California desde 1977, como un asalto con lesiones (1º de mayo de 1980), un homicidio al conducir bajo efectos de alcohol (27 de abril de 1981) y una sentencia a 168 meses de prisión por distribuir cocaína dictada el 1º de diciembre de 1988. Por este último delito fue liberado el 25 de mayo de 2004 y deportado al día siguiente a Argentina.

El juicio entró en un receso por la feria judicial de enero y se reanudará en febrero. El tribunal de juicio está a cargo de Omar Digerónimo, Beatriz de Barabani y Jorge Venegas Echagüe.

Comentarios