Policiales
Jueves 29 de Junio de 2017

Murió en San Luis una mujer golpeada por su pareja, un boxeador de 17 años

Una chica de 31 años falleció tras estar internada en grave estado desde el lunes. Había recibido una paliza por parte de su novio, que quedó detenido.

Una mujer de 31 años que estaba internada en grave estado desde el lunes, tras recibir una paliza por parte de su pareja, un boxeador de 17 años, murió tras dos días de agonía y el adolescente quedó preso por el femicidio, informaron hoy fuentes policiales y familiares de la víctima.
La víctima es Carla Pereyra, quien estaba internada desde el lunes en el Hospital de San Luis y falleció anoche, alrededor de las 22.30. La mujer había sufrido múltiples lesiones y la más grave fue en la cabeza, lo que le había provocado un edema, y a pesar de haber sido intervenida quirúrgicamente, los médicos no pudieron salvarle la vida.
La agresión fue cometida el domingo por la noche en la localidad de La Toma, 80 kilómetros al norte de la capital puntana, y luego la víctima fue al hospital local, donde le hicieron las primeras curaciones y una radiografía y la mandaron a la casa.
La joven fue a hacer la denuncia a la comisaría local la madrugada del lunes, por la mañana publicó en su Facebook las fotos de la agresión y a la tarde comenzó a descomponerse, por lo que terminó internada en el Hospital Regional de San Luis, donde la operaron y anoche falleció.
El cuerpo fue trasladado a la morgue judicial, donde el médico forense responsable de la autopsia, Ricardo Torres, dijo a Télam: "La mujer había recibido golpes anteriores a los últimos que le provocaron la muerte".
"Sufrió una violencia de género que le provocó múltiples traumatismos y hematomas en todo el cuerpo, con una grave lesión en el cerebro presentando un traumatismo craneoencefálico grave, y todos los golpes que recibió fueron de puño", afirmó.
"La víctima fue operada para evacuarle el hematoma, pero la intervención no tuvo los resultados esperados por la gran cantidad de sangre que tenía en todo el cerebro, no sólo del lado izquierdo que fue dónde intervinieron los cirujanos", agregó.
La jueza de Familia y Menores Viviana Oste, que interviene en este caso, no dio a conocer todavía cuál es la carátula de la causa y en qué momento será citado el joven de 17 años a prestar declaración indagatoria. No obstante, fuentes judiciales estiman que mañana será trasladado a Tribunales desde la Comisaría del Menor, donde está detenido.
El acusado del femicidio tiene 17 años, practica boxeo y kick boxing, y convivía con la víctima desde hace siete meses, dijo la madre de Carla, según quien "no era la primera vez" que el joven golpeaba a su hija. Además, explicó que "la tenía amenazada de muerte, pero ella estaba paralizada para pedir ayuda porque tenía miedo y era dominada psicológicamente".
Por lo que pudo contar la propia víctima a sus allegados, el hecho de que Carla habló con el padre de su hijo habría motivado el ataque. Es que Pereyra tenía un hijo de 8 años producto de una relación anterior, que había terminado porque ella había denunciado que el hombre la golpeaba, al igual que sucedió con otra pareja con la que convivió antes de hacerlo con el adolescente que ahora está preso por su homicidio.
Las denuncias fueron realizadas en sedes policiales y judiciales y también en la Secretaría de La Mujer Ni Una Menos, organismo del gobierno provincial que fue creado para tratar específicamente estos casos de violencia familiar contra las mujeres de la provincia.
A raíz de la muerte de Carla, la Colectiva Feminista de San Luis realizó esta tarde una marcha por las calles del microcentro de la capital provincial reclamando justicia por la joven tomense asesinada. En tanto, sus restos estaban siendo velados en La Toma y sus restos serán sepultados mañana a las 10 en el cementerio municipal de esa localidad.

Comentarios