Policiales
Miércoles 22 de Marzo de 2017

Motociclistas interceptan a un pibe en Cabín 9 y lo balean por una vieja deuda

Un nuevo episodio de violencia se registró en uno de los barrios olvidados de la periferia del departamento Rosario. El lunes a las 20.30 Alexis F., de 19 años, agarró su bicicleta y transitó unos 50 metros desde su casa hasta la esquina de Las Gaviotas y El Algarrobo, en el barrio Cabín 9. Allí una moto roja en la que circulaban dos hombres lo interceptó y según pudo relatar Alexis, el acompañante se bajó y sin mediar palabras le disparó entre dos y tres veces con una pistola calibre 11.25. El pibe recibió impactos en el costado izquierdo del abdomen y uno de esos proyectiles le perforó el intestino.

   "El problema viene, aparentemente, porque a Alexis le prestaron una moto, la rompió y no la pagó. El dueño de la moto en lugar de pedirle «pagámela», le dijo «ahora te voy a hacer cagar a tiros». El sábado se habían agarrado a trompadas cerca de la casa de Alexis", explicó un vecino de la zona mientras el joven está internado en el Pami I.

   Alexis es el menor de seis hermanos. Vive con su familia en Las Gaviotas al 200, en Cabín 9. Según explicó Vanesa, una de sus hermanas, trabaja con el papá como cerrajero y este año se había anotado en la EEMPA que funciona a la noche en la Escuela de Educación Secundaria Orientada Nº 574, distante unos 100 metros de su domicilio. "Pero con todo esto no va poder empezar el año. Lo que sé es que mi hermano llegó tipo 20.30, agarró la bicicleta y salió. l nunca dice con quién o hacia dónde sale", explicó la muchacha.

Caminó hasta la casa

   "Yo escuché dos disparos y gritos, y salí porque acá todos se asoman pero nadie ayuda. A Alexis lo vi tratando de ir hacia su casa mientras se agarraba la panza. Entonces lo cargue en el auto y empecé a buscar alguien que lo asistiera", comentó el vecino que auxilió al pibe y que lo trasladó en un peregrinar que lo llevó, escoltado por un patrullero de la subcomisaría 18ª, por el centro de salud 21; el centro de salud "El Gurí" y de allí hasta el Hospital de Emergencias, donde lo operaron antes de ser derivado al Pami I.

   Los vecinos descartaron que el incidente en el que terminó baleado Alexis estuviera enmarcado en la histórica disputa entre Los Cuatreros (familia Cabrera) y Los Stinfler. "Eso es más del otro lado de las vías", indicó una vecina. Al transitar por la escena de la balacera de la que fue víctima Alexis quedaba claro que quien hubiera agredido al pibe no lo podría haber hecho utilizando un auto. Ningún vehículo de cuatro ruedas puede transitar por esa zona a más de 20 kilómetros por hora.

   Testigos del barrio indicaron que el lunes a las 20.30 la esquina estaba extrañamente despoblada. Que Alexis iba con su bicicleta junto a otro muchacho cuando pasó "una moto grande, roja, con dos hombres a cara descubierta". Luego el acompañante de la moto se bajó y sin mediar palabras disparó desde corta distancia hacia el cuerpo de Alexis. Mientras el muchacho peregrinaba buscando su casa, la moto y el tirador desaparecieron.

   Los vecinos contaron que uno de los proyectiles, presumiblemente el que tuvo entrada y salida por el abdomen, le quedó incrustado en el pantalón y cayó cuando lo desnudaron. "El plomo era de calibre 45. Tuvo suerte que lo balearon de cerca y la bala no tuvo tiempo de tomar velocidad. Si le hubieran tirado de lejos es muy posible que lo hubieran matado. El calibre 45 es pesado pero cuando toma velocidad suele ser letal", indicó un conocedor de armas.


Comentarios