Policiales
Sábado 04 de Febrero de 2017

Monchi Cantero y Salomón irán a juicio por la causa Los Monos

Estuvieron prófugos tres años y por eso los suman ahora al grupo de 26 acusados. Un camarista dijo que los procesaron con rigor jurídico.

La Cámara Penal confirmó que los dos últimos miembros de la Banda de Los Monos en ser capturados se incorporarán al pelotón de acusados a juicio por los delitos múltiples que se atribuyen a la banda. Eso significa que Ramón Ezequiel Machuca, alias Monchi Cantero, y Mariano Germán Salomón, quedarán en prisión preventiva, a fin de responder en un proceso oral y público por distintos ilícitos. Monchi que es hermano de Guille y de Pájaro Cantero, responderá por ser líder del grupo e instigar el crimen de una adolescente. Salomón, un vendedor de autos, como miembro simple de la asociación ilícita.

La resolución fue adoptada por el camarista Carlos Carbone quien respondió a las apelaciones de los abogados de Machuca y Salomón, quienes cuestionaron on las medidas de detención dictadas por la jueza Alejandra Rodenas en septiembre. Rodenas procesó a Monchi como jefe de la banda y delitos conexos, embargó sus bienes en 10 millones de pesos y lo procesó por instigar el homicidio de Lourdes Cantero, una nena de 14 años que recibió un tiro en el cuello cuando atacaron su casa en mayo de 2013, donde funcionaba un búnker que Monchi ordenó balear.

El mismo día la jueza procesó a Salomón como miembro de una asociación ilícita y por encubrimiento. Todo en la "megacausa" que tiene a 26 personas a la espera de juicio y a otras 11 ya condenadas.

Pesquisa avalada

La resolución de Carbone tiene varios puntales. Uno es que vuelve a confirmar, como sus colegas anteriores, la validez de la investigación que desarrollo el juez de instrucción Juan Carlos Vienna sobre la organización liderada por el clan Cantero, tanto en haberse puesto a la cabeza del trámite como en el rigor de la prueba.

Los defensores de Machuca, Fausto Yrure y Carlos Edwards, habían cuestionado todo ello. Aludieron al contexto político que rodeó a la causa 913/12 sobre asociación ilícita, pidiendo la nulidad de la causa y la declaración de inconstitucionalidad del delito de asociación ilícita. También dijeron que Vienna investigó de manera parcial para acusar a Los Monos a partir de un crimen, el de Martín Fantasma Paz, que debió haber actuado un fiscal NN, dado que no existían autores conocidos de ese crimen. "

Carbone desmanteló estos argumentos. Dijo que en primer lugar estuvo bien que Vienna investigara esa causa dado que este magistrado estaba en turno por lo que eso era no solo usual sino lo conveniente. Recordó incluso que cuando mataron al narco Luis Medina —cuyo autor nunca se estableció— el hecho de que la jueza en turno no se presentara le valió una sanción a la magistrada. También apuntó que la Cámara Penal ya había dicho que era lícito que Vienna investigara a Los Monos dado que en el teléfono de Paz, la víctima, aparecían contactos que involucraban a los tenidos como integrantes de la Banda.

Había otro argumento contra Vienna: que actuó parcialmente por una relación con Luis Paz, padre del Fantasma, con quien coincidió viajes a una velada boxística en Estados Unidos. Carbone señaló que pese a la perplejidad que podía causar tal cosa nunca se encontró en eso indicio de delito y que su actuación fue confirmada por la Cámara Penal.

Asociación ilícita

Carbone también aceptó la pertinencia de la acusación de asociación ilícita. En la audiencia oral de diciembre el abogado Yrure sostuvo que la causa está armada en base a escuchas y que no se probó el "esquema estable, el fin común, la pertenencia interna, la permanencia" que exige la asociación ilícita.

Carbone refuta eso diciendo, entre otras cosas, que la pertenencia a la asociación ilícita se prueba "por el tenor de los diálogos que mantuvieron entre sí los imputados y todos referidos expresa o implícitamente a la comisión de diversos delitos como el tráfico de estupefacientes, homicidios, amenazas".

La chica asesinada

También evoca que el ex camarista Rubén Jukic dijo, al confirmar las prisiones preventivas del resto de los imputados, que las escuchas delatan cómo la banda abren bunkers en barrios de la ciudad, o mandan cerrar otros de la competencia a balazos, como refleja la causa acumulada que se le sigue a Machuca por la muerte de Lourdes Cantero, de 14 años, en el barrio de la Carne, víctima cuando tirotearon una casa. Carbone considera la responsabilidad de Monchi en esa muerte, que ya tiene condenado como partícipe al policía Juan Tiburón Delmastro a 6 años y 6 meses de cárcel.

Otro elemento que remarca Carbone para mandar a juicio a Monchi y Salomón es que hay al menos once coimputados en la asociación ilícita que ya aceptaron los delitos de la banda y por eso fueron condenados en un juicio abreviado. Eso, para el camarista, no deja de ser otro indicio de peso para demostrar la participación de ambos.

Respecto de Mariano Salomón el camarista entiende que la evidencia en su contra es notoriamente menor que para Monchi. Pero que, mal que le pese al imputado, el hecho de que se hubiera mantenido prófugo tres años permiten presumir el peligro de fuga para evitar el juicio. Salomón fue detenido en La Matanza en junio de 2016. Para el juez es verosímil que hay poca prueba respecto de su pertenencia a la banda pero que existen indicios de sus vínculos con la familia Cantero que hacen que puedan ponerse bajo exámen en el juicio.

en coronda. Monchi Cantero, en diciembre pasado, durante una entrevista con este diario.

Comentarios