Policiales
Viernes 01 de Septiembre de 2017

Maniatan a pareja y le roban dinero y electrodomésticos

Una pareja fue víctima de dos delincuentes al caer la tarde del miércoles cuando estaban en el frente de su vivienda de Río de Janeiro al 2400, en el barrio Bella Vista y a metros de la avenida Presidente Perón. Después de ser maniatados, encerrados y amenazados, los maleantes les robaron varios artículos electrónicos y dinero que sabían que había en la casa, como si alguien les hubiese brindado la información.

Una pareja fue víctima de dos delincuentes al caer la tarde del miércoles cuando estaban en el frente de su vivienda de Río de Janeiro al 2400, en el barrio Bella Vista y a metros de la avenida Presidente Perón. Después de ser maniatados, encerrados y amenazados, los maleantes les robaron varios artículos electrónicos y dinero que sabían que había en la casa, como si alguien les hubiese brindado la información.

Según relató Roberto a Canal 3, al caer la tarde del miércoles estaba junto a su esposa "limpiando la casa y de repente paró un auto. Uno de los tipos hizo como que arreglaba el auto, esperó que se fuera el yerno de mi señora que vive al lado, pidieron un bidón de agua y entraron como si nada ocurriese".

Una vez en el interior de la vivienda, contó el joven, "nos ataron a mí y a mi señora en el baño y nos amenazaron. Uno estaba armado, tenía un revólver 22 corto y me dijo directamente: «Dame la plata que tenés para comprar la casa». Está claro que a mí me entregaron", se lamentó varias veces el hombre.

Todo dado vuelta

Roberto contó que a pesar de que le decía a los ladrones que "la plata la tengo en el banco", dieron vuelta todos los rincones hasta encontrar "unos 15 mil pesos ahorrado para comprar una casita", dinero que rápidamente pasó a manos de los ladrones como así también tres televisores, entre ellos "uno de 50 pulgadas que habíamos comprado hace una semana, una radio, los teléfonos celulares de mi mujer y el mío, y la plata", dijo Roberto.

El hombre dijo que el asalto duró entre 20 y 30 minutos y que en un momento llegó una amiga de su mujer. "Se asomó y preguntó por Claudia, mi esposa. Entonces uno de los tipos le dijo que pase, que estaba adentro, y la encerraron en el baño con nosotros". Después los delincuentes escaparon en el auto por calle Río de Janeiro en dirección al norte, seguramente para escabullirse en la villa que se erige detrás del Cementerio de Disidentes, no sin antes esquivar el paso de un colectivo por avenida Presidente Perón que casi los atropella.

Comentarios