Policiales
Martes 09 de Mayo de 2017

Los Monos piden discutir en el juicio la conducta del juez que los procesó

Sus abogados consideran que el magistrado actuó con "parcialidad" al investigar la causa por asociación ilícita por la que serán juzgados.

El núcleo duro de Los Monos libró ayer una batalla jurídica para que se admitan pruebas contra el juez Juan Carlos Vienna en el juicio a la banda, previsto para junio. Los abogados de tres referentes del clan pretenden demostrar que el magistrado actuó con "parcialidad" al investigar la causa por asociación ilícita y que direccionó la pesquisa en un solo sentido. El planteo, que fue resistido por dos fiscales que procuran ceñir el debate oral y público al rol de 25 civiles y policías acusados, será resuelto mañana por un juez de segunda instancia.

A la cabeza del reclamo está el detenido como jefe Ariel "Guille" Cantero, acompañado por sus escuderos Jorge Emanuel Chamorro y Leandro Vilches, procesados por integrar la banda y también en causas federales por narcotráfico. Por tratarse de un asunto técnico, ninguno de ellos estuvo presente ayer en la audiencia ante el juez Daniel Acosta. Pero a raíz de un reclamo de Cantero, que a último momento pidió presenciarla, se dispuso que le exhiban en prisión el video registrado en la sala.

El debate se hizo a pedido del equipo que defiende a los principales acusados. Los defensores Fausto Yrure, Adrián Martínez y Carlos Varela apelaron una resolución del juez de Sentencia Edgardo Fertitta que a fines de noviembre expuso por escrito qué pruebas se admitían y cuáles se rechazaban de cara al inminente juicio oral y público por el caso, con unos 350 testigos. El juez resolvió que las partes podrán elaborar la teoría del caso que consideren más adecuada pero circunscribió el debate al objeto del juicio, es decir, a si hubo en Rosario una banda conocida como Los Monos, quiénes la integraron y con qué roles.

Fertitta consideró "impertinentes" todos los planteos e hipótesis sobre la parcialidad del juez Vienna, el direccionamiento arbitrario de la causa y la irregularidad de la evidencia, tres pilares sobre los que sostienen hace tiempo los planteos defensivos. Ayer los abogados pidieron que se admitan todas las pruebas excluidas, que detallaron una por una (ver aparte). Las principales hacen foco en la relación entre Vienna y Luis Paz, padre de Martín "Fantasma" Paz, cuyo asesinato dio pie a la investigación contra Los Monos.

Estrategia

"Está por empezar un partido de fútbol y a uno de los equipos le dicen que tiene que entrar a la cancha con siete jugadores", comparó el abogado Martínez para dimensionar qué se juega la defensa en esta instancia. La pelea por incorporar al debate el eje Vienna-Paz anticipa la estrategia de máxima de los defensores: demostrar que hubo parcialidad del juez y que en consecuencia todo lo actuado, aún las escuchas, es nulo.

Esa apuesta quedó clara cuando los abogados contrastaron el curso de la causa de Los Monos con el expediente por el atentado a la Amia: "Fertitta dice que la prueba sobre la parcialidad del juzgador no tiene relación con el objeto del proceso. Con los mismos argumentos el juez (Juan José) Galeano seguiría siendo el juez de la causa Amia. Ese es el espejo de esta causa", trazó un paralelo Martínez.

Los abogados insistieron en que si no los dejan discutir la actuación de Vienna les cercenan el derecho a desarrollar su teoría del caso. Yrure explicó su hipótesis de parcialidad con una cronología. Dijo que a siete meses del crimen de Martín Paz, su padre y el juez viajaron en el mismo vuelo de American Airlines a Las Vegas el 30 de abril de 2013 y volvieron también en el mismo avión el 14 de mayo.

A los 12 días, con los teléfonos de la familia Cantero intervenidos por Vienna, el 26 de mayo mataron a Claudio "Pájaro" Cantero frente a un boliche de Villa Gobernador Gálvez. Y dos semanas atrás Luis Paz, en base a informes policiales de aquella época y tras la absolución de otros cuatro acusados, prestó declaración informativa bajo leve sospecha de haber encargado ese homicidio. "Este es el contexto que se nos cercena de probar", dijo el abogado.

La prueba que reclaman los defensores está contenida en doce puntos rechazados en forma genérica por Fertitta, que exceptuó algunos. Los abogados pidieron que Vienna declare en el juicio, que se informen cruces telefónicos entre el juez y Paz en la época de la pesquisa, informes de migraciones sobre viajes de ambos a veladas boxísticas y hasta información bancaria sobre los gastos con tarjetas de crédito de ellos y sus parejas en 2013 (ver aparte).

La fiscal de Cámaras María Eugenia Iribarren y el fiscal Gonzalo Fernández Bussi rechazaron la argumentación de la defensa. El equipo de la acusación consideró que incluir esos elementos en el juicio no sólo sería impertinente sino ilegal: "Sería contrario a la ley que un juez declare en el juicio sobre el caso que investigó", replicó Iribarren, para quien la pretensión de la defensa afecta el derecho a la intimidad, vulnera el secreto bancario y abriría una investigación paralela dentro de un juicio que tiende a probar otra cosa: si los acusados fueron o no parte de Los Monos.

Sentado el debate entre esas dos posiciones, el juez Acosta llamó a un cuarto intermedio hasta mañana a las 11 cuando dará a conocer si abre el juego o mantiene los parámetros del juicio en los términos actuales. Guille Cantero pidió estar presente para escuchar en vivo su respuesta.

Comentarios