Policiales
Sábado 18 de Marzo de 2017

Los balearon desde un auto mientras comían frente a un puesto de choripanes

Fue en Ituzaingó y Beruti la noche del jueves. Hubo cuatro heridos, uno de ellos de gravedad, tras ser atacados desde un auto en movimiento.

Pasadas las 22 del jueves una frenada y varios tiros alteraron la tranquilidad del barrio República de la Sexta. En este caso fue en Ituzaingó y Beruti. En esa esquina se instaló hace un tiempo un puesto que vende choripanes y esa noche estaban allí Fabián F., de 50 años; Manuel Alejandro U., de 18; Federico F., de 41; y Cruz Ismael G., de 24 años compartiendo una improvisada cena. Algunos tomaban una cerveza, otros comiendo unos "chori" cerca del puesto. De pronto un auto apareció por Ituzaingó y al avanzar atacó al grupo a los tiros. Los cuatro resultaron heridos y si bien todos terminaron internados en el Hospital provincial, sólo uno de ellos quedó en la sala de terapia intensiva y en estado grave con un tiro en el abdomen.

   Las víctimas ingresaron al hospital Provincial y según fuentes médicas Ismael G. presentaba un balazo en el hombro izquierdo, Fabián F. tenía una herida en la espalda con orificio de entrada y salida y otro proyectil alojado en el brazo izquierdo, y Federico F. un tiro en el brazo derecho y otro en la pierna del mismo lado. Si bien éstos tres están fuera de peligro, anoche seguían internados.

   Según fuentes policiales y testimonios de vecinos, el auto que avanzó por Ituzaingó y desde el cual partieron los disparos era un Suzuki Fun de cinco puertas y agentes de la seccional 4ª, con jurisdicción en el lugar del episodio, secuestraron horas más tarde un vehículo similar que ahora está siendo sometido a pericias. Por su parte, el fiscal de Flagrancia Gustavo Ponce Asahad intentó tomar declaración a las víctimas, lo que no había concretado hasta pasado el mediodía debido al estado de salud de los hombres.

   No es la primera vez que esa zona es escenario de hechos en los que hay personas malheridas por los tiros que intercambian, en una supuesta "guerra", una familia afincada en barrio Tablada y un clan oriundo del barrio Las Flores y que extiende sus dominios hasta otros sectores de la ciudad. En esas escaramuzas, dicen vecinos y policías, "se decide quién se queda con el antiguo búnker" que hay en Beruti al 1800.

Siempre a los tiros

   Ya el año pasado vecinos de un sector del barrio República de la Sexta expresaron su preocupación ante la seguidilla de violentos delitos y presentaron un documento ante las autoridades provinciales, municipales y judiciales entendiendo que el problema presenta distintas aristas. Entre ellos la existencia del búnker mencionado y otro que le compite en Pasco y Esmeralda, sitio que figura en la denominada megacausa contra la banda de Los Monos como un punto de venta de estupefacientes por ellos controlados.

   La causa por el ataque a estos cuatro hombres que compartían cervezas y choripanes, y de quienes se investiga sus antecedentes, quedó en manos de la Unidad de Autores No Identificados del Ministerio Público de la Acusación, desde donde el fiscal Ponce Asahad ordenó las medidas pertinentes para el levantamiento de rastros por parte de la Policía de Investigaciones.

   El hecho ocurrido la noche del jueves recordó el ataque que en septiembre pasado sufrió el abogado Fernando C., de 58 años, quien caminaba junto a su hijo por la zona del Planetario cuando resultó herido en el pecho por una bala perdida y terminó internado en el el Hospital de Emergencias.

   Ignacio P., un testigo de aque episodio que pudo tener trágico final, relató entonces que estaba con tres amigos por ir a correr por el parque y cuando iban a realizar la entrada en calor "sentimos unos silbidos, como si estuvieran tirando cañitas voladoras. No vi nada, fueron unos segundos". Y se refirió al abogado: "Ese hombre estaba a unos 10 metros nuestro. La policía llegó a los cinco minutos y la ambulancia tardó 20 o 25 minutos". Por ese momento las voces del barrio comentaban que las balas fueron producto de un incidente en un conocido búnker de venta de estupefacientes que estaba situado en Beruti y Cochabamba.


Comentarios