Violencia narco
Miércoles 22 de Marzo de 2017

Los acusados del crimen clamaron su inocencia ante el tribunal oral

Bassi, Muñoz, Damario y Zalazar coincidieron en que hubo una mala investigación por parte de la Fiscalía y que no se buscó a los verdaderos criminales.

Tras los alegatos de las partes, el tribunal que juzga a los acusados de matar a Claudio "Pájaro" Cantero les dio a éstos la posibilidad de expresar sus últimas palabras en las audiencias. Entonces argumentaron su inocencia y cuestionaron, encarnizadamente, la actuación de la Fiscalía en las instancias de la investigación y el mismo juicio.

Luis "Pollo" Bassi, reflexivo y con un dedo acusador, miró al tribunal y dijo: "Su señoría, yo nunca debí estar acá. Me presenté a los Tribunales y pedí que se investigara qué pasó con la muerte de Claudio Cantero. Quise que me investigaran a mí por que ni yo, ni mi familia, somos delincuentes ni integramos una banda. Un oficial de policía fue muy claro en los testimonios durante el juicio y me desvinculó totalmente. A mí no me beneficiaba ni me perjudicaba la muerte de Cantero. Nunca necesitamos en mi familia ser traficantes y menos matar a nadie. Teníamos varias empresas y siempre trabajamos", dijo enfáticamente.

Además Bassi fue categórico al sostener que en venganza por la acusación contra él "me mataron a mi padre y a dos hermanos y cada uno estaba trabajando el día en que los fueron a buscar para asesinarlos. La muerte de cada integrante de mi familia no es más que un acta de defunción. Nada investigó el fiscal Enrique Paz, y el juez Hernán Postma tampoco".

Además agregó: "En cambio, por la muerte de Cantero y de Martín «Fantasma» Paz hay miles de expedientes. Esta causa fue armada. A mí, durante la incriminación, no me secuestraron ni un celular, ni un arma que me implicara y nunca tuve antecedentes. Mi padre trabajó toda su vida y lo mataron. Hace cuatro años que espero que investiguen y estoy acá preso, poniendo en peligro mi vida y con mi familia asesinada. Los otros tienen todo, armas, gente, autos de alta gama y miles de kilos de droga. ¿Y a usted le parece que yo con cuatro revólveres voy a matar al «Pájaro» Cantero?", preguntó.

Respuesta desde el banco

Por su parte, Milton Damario acusó directamente a Lorena Verdún, viuda de Claudio Cantero, y dijo que "la citaron justo al juicio a esta mujer que acusó sin saber. Esto fue orquestado. La Fiscalía no investigó y entiendo que tienen que encontrar a un culpable, pero no soy yo. Quieren ver a un culpable y no buscar las pruebas que realmente lo aseguren".

Luego sostuvo que "en cuatro años hubo gente que no declaró y lo hace justo ahora, y hubo gente que nunca fue citada o no se presentó. Quiero que se haga justicia y que se sepa la verdad, pero la verdad no lleva mi nombre", dijo luego de disculparse por su "ignorancia judicial" y decir sentirse mal porque "en estos cuatro años no vi crecer a mis hijos, que me necesitan". En ese momento Lorena Verdún lo escuchaba atentamente desde uno de los bancos de la sala y respondió: "Mis hijos también necesitaban a su padre", lo que hizo que el tribunal la reprochara.

Facundo "Macaco" Muñoz fue mas sintético: "Señor juez, estoy acá hace cuatro años detenido por una investigación que parece que hizo la familia Cantero porque Fiscalía no investigó absolutamente nada. Nadie dice que me vio y a Bassi lo conocía más de la cancha (de Newell's) que de otro lado. Me metieron en algo en que no tengo nada que ver. Está en riesgo mi familia" argumentó.

Maximiliano "Popito" Zalazar fue quien mostró más temor a la hora de hablar. "Yo no debía ser juzgado en esta causa. Me expusieron y mi madre sufre amenazas, le dicen que van a matarla. Yo no tengo nada que ver. Trabajé de chico y si cometí un error no tiene nada que ver con ésto. Estoy acá por un capricho de la fiscal, y si matan a mi madre, a mí, a mi familia ¿quién se hace cargo?" preguntó.

Comentarios