Policiales
Lunes 24 de Julio de 2017

Lo ejecutan en la calle de un certero tiro en la nuca

No se descarta que el crimen de José Schneider, de 40 años, esté relacionado con el de "Chabela" Cantero, asesinada 40 días atrás.

Asesinaron a un hombre de un disparo en la nuca en Las Flores Un hombre de 40 años fue asesinado el sábado a la noche de un certero disparo en la nuca en el barrio Las Flores. Fue identificado como José Luis Schneider y, si bien hasta anoche no había elementos objetivos para vincularlo con un hecho anterior, lo cierto es que una joven con ese apellido estuvo sospechada de haber participado hace poco más de un mes del ataque en el que murió Petrona Isabel "Chabela" Cantero, de 56 años y hermana de Ariel "Viejo" Cantero, uno de los líderes de la banda de Los Monos.
   "No vimos nada. Estábamos adentro de casa a esa hora. Se escuchó un sólo disparo y cuando salimos este hombre ya agonizaba, ahí tirado en el puentecito ese", fueron las breves referencias de dos vecinas que ayer baldeaban y barrían la escena de crimen como tratando de eliminar cualquier rastro de muerte en la esquina de Petunia y Guaria Morada, en los confines de Las Flores.
Agonizante
El hecho ocurrió a las 22.30 del sábado, cuando Schneider recibió un balazo que le ingresó por la nuca con orificio de salida por la frente, una agresión que merece una mano algo adiestrada y se asemeja a una ejecución a corta distancia. La acotada descripción de las vecinos que se acercaron al lugar momentos después, refiere que el hombre de 40 años quedó agonizante tendido boca abajo sobre un puente de hormigón que une la calle con la vereda por sobre la pestilente zanja.
   Tras el llamado de una vecina al 911 se presentaron efectivos de Infantería y de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI). También se convocó una ambulancia que llevó a Schneider al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) donde murió por la herida que le había provocado pérdida de masa encefálica.
Silencio
Hasta ayer a la tarde no habían trascendido detalles sobre la mecánica de la agresión, sus posibles autores ni tampoco acerca de la víctima. A regañadientes, y con el ya naturalizado temor de quienes viven y conviven en territorios tomados por grupos delictivos, una de las personas consultadas por La Capital indicó que el fallecido "era un borrachito" que merodeaba por el barrio, y que no residía en la zona.
   Sin embargo este diario pudo confirmar que la víctima no era ajeno al barrio sino que estaba domiciliado en España al 7100, entre Belén y Estrella Federal, a dos cuadras de donde cayó mortalmente herido.
   Siempre de acuerdo al testimonio de los vecinos consultados, en los instantes previos y posteriores tampoco se escucharon discusiones, o el ruido de motor de algún vehículo que permitiera indagar acerca de la movilidad de la víctima o victimarios.
   Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) se señaló que "se investiga si el homicidio tiene vinculación con otros hechos". Y en esa abanico de posibilidades no se puede desestimar el crimen de Chabela Cantero, ocurrido precisamente a metros de donde vivía Schneider.
   El caso quedó en manos del fiscal de la Unidad de Homicidios, Adrián Spelta, quien ordenó al gabinete criminalístico y de PDI medidas que se mantienen en reserva, además de las de rigor, como levantamiento de rastros, fotografías y testimonios de posibles testigos.
Relaciones
El pasado 16 de junio un episodio ocurrido en Lirio y España sacudió las calles de Las Flores: Chabela Cantero fue asesinada de un balazo, una nieta de 16 años fue baleada en la cabeza —sigue grave en el Heca— y una hija fue gravemente golpeada.
   Pocas horas después de esa balacera, y a partir de la sindicación de algunos testigos, fueron detenidos María de los Angeles Schneider, de 27 años, y también su pareja David Díaz, de 37 años, que residen a metros de la casa de Chabela. Según los investigadores las mujeres mantenían una vieja disputa.
   Sin embargo antes de que fueran llevados a una audiencia imputativa la fiscal Georgina Pairola, a cargo de pesquisar el homicidio, ordenó la libertad de la pareja: "La detenida estaría vinculada al hecho pero no sería la autora material de los disparos", indicó la funcionaria en su momento.
   Por eso, aunque ayer no se podía afirmar ni descartar que el asesinato de José Schneider haya sido parte de una secuela de venganzas en relación a ese hecho, como se presume que ocurrió con Gustavo Diaz, un hermano de David Díaz en cuya casa éste se había ido a refugiar y que fue asesinado el pasado 11 de julio cuando alguien introdujo una mano armada en la vivienda y comenzó a disparar.
   En ese contexto, las fuentes judiciales y policiales consultadas fueron prudentes a la hora de deslizar hipótesis respecto del crimen de José Schneider y aclararon que "no se descarta ninguna".


Comentarios