Policiales
Miércoles 19 de Abril de 2017

Lo condenaron a nueve años de prisión por narcotráfico y no saben quién es

Fue sentenciado por formar parte de una banda dedicada al contrabando y venta de sustancias prohibidas a Australia, Holanda y España.

El Tribunal Federal Oral Nº 2 de Rosario condenó hoy a nueve años de prisión al narcotraficante sin nombre que formaba parte de una banda dedicada al contrabando y venta de sustancias prohibidas a Australia, Holanda y España. Irá a la cárcel, curiosamente, sin que se sepa de quién se trata, un misterio que los investigadores confían en poder esclarecer.
Tras una investigación iniciada 12 años atrás, hoy fueron sentenciados a prisión a nueve de los diez acusados en la causa que logró desentrañar la operación de una organización delictiva dedicada al narcotráfico y liderada por colombianos.
Se trata de Marcelo Viradelli, quien recibió la mayor condena, 12 años de cárcel; Diego López Echevarría, quien recibió una pena de 10 años; Argemiro Sierra Pastrana, Luis Esquivel y Oscar Rey Patiño, a 9 años; Javier Gómez, Cristian Serra y Sulan Ortega a 6 años; y Axel Manderioli a 3 años. Juana Quispe deberá cumplir 3 años de libertad condicional.


El caso del acusado sin nombre es un ingrediente llamativo dentro de un proceso en el cual, según coincidieron todas las defensas, la fiscalía inventó una banda donde no la había en una investigación iniciada hace 12 años que "no se sostiene en pruebas".

En 2008 el acusado abordó en Ezeiza un avión a Madrid con un pasaporte argentino a nombre de Luis Avelino Esquivel. Pero no llegó a destino, ya que fue interceptado en una escala en San Pablo con 5,75 kilos de cocaína.


Fue juzgado en Brasil y condenado a seis años de prisión, como Esquivel. No obstante, en el juicio quedó en claro que esa identidad, que acreditaba con documentos legítimos, la había usurpado.

Dos meses atrás, reconoció que no era Luis Avelino Esquivel. Es más, dijo que se llamaba Oscar Rey Patiño, que era colombiano y que las constancias de su identidad las tenía el mismo tribunal entre la evidencia secuestrada.

Asimismo, afirmó que su pasaporte colombiano había sido encontrado por los policías en la casa de Marcelo Biradelli, quien también espera sentencia en este juicio, acusado de ser proveedor de droga a un grupo de vendedores de ciudades bonaerenses.

Comentarios