Policiales
Jueves 24 de Agosto de 2017

Lo buscaban por un crimen y otros delitos y cayó cuando volvía de la isla

Se trata de Diego Sebastián Alomar, sobre quien pesaban cinco pedidos de captura, entre ellos el homicidio de Diego David Ramírez

Tras permanecer prófugo tres años, efectivos del área de Contrainteligencia de la Policía de Investigaciones (PDI) detuvieron a Diego Sebastián "Tuerto" Alomar. El hombre, de 37 años, tenía cinco pedidos de capturas emitidos por juzgados provinciales y federales y fue detenido cuando llegaba en un bote desde la zona de islas a las inmediaciones del puerto de Punta Alvear. Lo último que se conocía sobre su paradero fue a mediados de 2014, cuando se había fugado del penal de la seccional 26ª de Villa Gobernador Gálvez, donde había recalado tras ser detenido como sospechoso de un truculento asesinato en un búnker de venta de drogas. Fuentes cercanas a la investigación lo definieron como un "pesado que mete plomo" y que "supo trabajar para el clan de Luis «Pollo» Bassi", pero que actualmente es "cobrador de búnkers para un transa del barrio Coronel Aguirre", en la vecina localidad.

El "Tuerto" era primo de Marcelo Alomar, una de las tres víctimas fatales del feroz ataque a balazos contra un vehículo 4x4 perpetrado el 28 de mayo de 2013 en Francia y Acevedo en el marco de la saga criminal que se desató en venganza por la muerte de quien era el jefe de la banda de Los Monos, Claudio "Pájaro" Cantero, ocurrida dos días antes frente a un boliche de Villa Gobernador Gálvez. En esa matanza, cometida por los ocupantes de dos motos, además de Alomar murieron Norma Beatriz César y su hijo Nahuel Fabián, a quien confundieron con su hermano Milton, uno de los primeros sospechosos de asesinar al líder de la banda de barrio Las Flores. En el auto acribillado iban, además, otras tres personas, dos de ellas niños que salvaron la vida. Por aquel hecho fue enviado a juicio Ramón Ezequiel Machuca, conocido como "Monchi Cantero", hemanastro de "Pájaro" y sospechado de mandar a ejecutar la venganza.

Tres balazos en un búnker

El sábado 2 de marzo de 2013 un cuerpo apareció cerca de uno de los predios de la cerealera Cargill en el sur de Rosario. Tenía tres balazos en la espalda y había sido arrojado en un descampado ubicado a un costado de la ruta provincial 22S, la prolongación de la avenida San Martín de Rosario en jurisdicción de Villa Gobernador Gálvez. Horas más tarde fue identificado como Diego David Ramírez, de 35 años.

Con el aporte de testigos la pesquisa se orientó a que el móvil del asesinato tenía que ver con disputas por drogas y que la escena del crimen había sido un búnker ubicado en Río Negro al 2300 de la ciudad ubicada al otro lado del arroyo Saladillo. Tres días después de ese crimen el quiosco fue derrumbado y 22 días más tarde cinco personas fueron apresadas en tres allanamientos como sospechosos de haber participado en el asesinato. Uno de ellos fue Diego Sebastián "Tuerto" Alomar, quien entonces tenía 33 años. Esa causa está en trámite en sistema conclusional escrito de los Tribunales provinciales y también se abrió un expediente en la Justicia Federal por el contexto de narcocriminalidad que enmarcó el asesinato. Las fuentes explicaron que Alomar fue trasladado a la comisaría 26ª, de donde se escapó un año más tarde.

Escondido

A partir de ese momento el "Tuerto" se escondió en las islas del Paraná hasta que sintió que era el momento del volver al ruedo. Y lo hizo en el marco de la caída de varios de sus antiguos camaradas, encarnados en al figura de Luis Orlando "Pollo" Bassi, y de sus enemigos de aquel momento, la banda de Los Monos. "De acuerdo a su paranoia se escondía en la zona de las islas frente a Villa Gobernador Gálvez que se conocem como «Vaca muerta», o volvía y se movía por la villa de El eucaliptal", lindera al barrio Coronel Aguirre.

Del "Tuerto" Alomar se dice que su función en el mundo del hampa es la de "sicario y cobrador en búnkers. Es respetado porque no titubea y mete plomo. Después de dejar al «Pollo» Bassi se empleó para un transa de clase media que se hizo fuerte en el barrio Coronel Aguirre" (cuyos datos se preservan para no entorpecer futuras investigaciones).

En su prontuario el "Tuerto" tiene registrado domicilio en Villa Diego. Sobre sus espaldas pesaban cinco capturas por robo calificado, evasión, un quebrantamiento de una salida transitoria de la cárcel de Coronda y una orden de detención emitida por el juzgado Federal 3 de Rosario fechada en 2014. Los otros juzgados que lo requirieron son el de Ejecución Penal de Coronda (desde 2013) e Instrucción 14ª de Rosario (2013) por una causa del sistema judicial conclusional. El último de los pedidos es de este año y fue dictado por el juzgado de Sentencia 1ª por tenencia de armas. "Pero de todas esas ya tiene varias que están sin efecto", explicó un vocero sin precisar cual pedido había perdido vigencia.

Las fuentes consultadas indicaron que el jueves a la noche "el «Tuerto» estaba inéditamente tranquilo". Que efectivos de la Containteligencia de PDI montaron "una vigilancia encubierta" sobre las inmediaciones del Puerto Punta Alvear a partir de un "dato de calle". Una vez que el "Tuerto" piso la costa y atinaba a subirse a una moto que lo aguardaba para escapar del lugar, fue detenido y puesto a disposición de los juzgados que lo requerían.

Comentarios