Policiales
Miércoles 02 de Agosto de 2017

Liberan a un ex edil de Sastre acusado de un doble intento de homicidio

Llevaba preso más de un año tras golpear a una oficial de Justicia y una abogada que le llevaban una orden de desalojo. Estará libre hasta el juicio

Un ex concejal sastrense que hace un año protagonizó una brutal agresión contra una oficial de Justicia y la abogada de su esposa, cuando éstas se presentaron en su domicilio con una orden de desalojo por una denuncia de violencia de género, fue liberado la tarde del lunes. Se trata de Eduardo Giménez, quien estuvo trece meses detenido en la Alcaidía de la Unidad Regional XVIII y seguirá en libertad a la espera del juicio oral que aún no tiene fecha definida.

El farmacéutico y ex concejal del Frente Progresista recuperó la libertad luego de que la Sala I de la Cámara Penal de Santa Fe decidiera otorgarle el beneficio tras una revisión de la prisión preventiva solicitada por la defensa. Giménez que en su momento resultó imputado por doble homicidio en grado de tentativa y atentado a la autoridad, fijó domicilio en la ciudad cordobesa de San Francisco, donde nació.

"La medida por la cual el farmacéutico quedó en libertad no impone restricción alguna, aunque sí exige que fije domicilio", sostuvo el defensor del ex edil y ex ministro de Justicia santafesino Juan Lewis. La medida lo obliga a presentarse mensualmente en la Fiscalía o juzgado comunitario más cercano. A Giménez se le impuso además una fianza de carácter personal y un tutor que revise el cumplimiento de sus obligaciones.

Violencia de género

El 7 de julio de 2016 Giménez fue arrestado luego de golpear con un hierro a la oficial de Justicia Silvia Mussano y a la abogada Nora Sosa de Bertola, luego de que ambas se presentaran en su casa con una orden de desalojo tras una denuncia realizada por su mujer, Beatriz Turinetto, por violencia de género.

Giménez dejó tiradas en el suelo a las mujeres, que debieron ser hospitalizadas. Acto seguido se entregó en la comisaría de Sastre. Tres días después fue imputado por doble homicidio en grado de tentativa y atentado a la autoridad calificado y además le sumaron una causa anterior por amenazas.

En abril y octubre del año pasado hubo pedidos de excarcelación que no fueron tenidos en cuenta por los jueces intervinientes. Pero ahora, luego de haber transcurrido un año del hecho, la Justicia consideró que Giménez puede esperar el juicio en libertad porque se considera que no puede entorpecer el desarrollo del proceso ni existe peligro de fuga.

Cuando ocurrió la agresión, hubo vecinos que dijeron a este diario que eran frecuentes las intensas discusiones entre Giménez y su pareja. Sin embargo, para el resto de la población y para quienes no eran cercanos a la familia, lo sucedido fue sorprendente. Es que el farmacéutico tenía una vida social activa vinculada al deporte, a las instituciones y mostraba un perfil de ciudadano afable y cordial.

Interpretaciones

"Todavía no hay acusación formal y existen discrepancias teóricas sobre la interpretación de lo sucedido, no sobre los hechos ya que Giménez en todo momento admitió la trama fáctica de lo que se está discutiendo. Está muy arrepentido y asume lo hecho", explicó ayer Lewis, para agregar: "A esto se le dio una sobredimensión. Eso no es pretexto. Actualmente está viviendo todo con mucho pesar y después de haber pasado más de un año en prisión trata de recomponer su vida".

Consultado por este diario, el fiscal Carlos Zoppegni aclaró que la acusación aún no se formuló porque "consideramos que esta es una causa que requiere como estrategia contar con las dos víctimas durante el desarrollo del juicio. Pero nunca tuvimos a una de ellas, Bertola, para que hiciera su declaración en la Fiscalía porque respetamos el proceso de evolución de su estado de salud. Ella llegó al caso luego de la apelación de la defensa".

También explicó que "el otro motivo fue la solicitud que hicimos ante una junta de salud para que se evalúe y diagnostique si Giménez es imputable". Con el resultado de esa pericia el fiscal bajó el principal argumento que hasta entonces tenía la defensa, que consistía en considerar la inimputabilidad del ex concejal.

En ese marco el fiscal aseguró que "por razones de ausencia" de la otra víctima y porque todavía deben establecerse el carácter y gravedad de las lesiones de acuerdo a su evolución —es decir, si sanan o son permanentes o irreversibles—, la acusación se formulará recién en septiembre.

Comentarios