salidera en paraná al 800
Viernes 06 de Enero de 2017

Le roban 30 mil pesos y le disparan en una pierna

Un empresario fue abordado frente a su taller tras realizar trámites en una sucursal bancaria. Está fuera de peligro pero deberán operarlo

Pasado el mediodía de ayer un empresario metalúrgico de 73 años fue víctima de una salidera bancaria en la puerta de su taller de Paraná al 800. El hombre había realizado trámites en un banco de Eva Perón al 7900 y cuando llegó al galpón fue abordado por un ladrón que le arrebató un sobre con 30 mil pesos y antes de huir le disparó. La víctima quedó internada en un sanatorio privado fuera de peligro con una fractura de peroné. "Le va a llevar un largo tiempo reponerse. Las operaciones que le deben hacer son de riesgo. Pero somos optimistas y él es un hombre sano y con mucha fuerza", dijo un hijo suyo.

Norberto Pedro M. trabaja activamente en su taller de reparación y repintado de piezas agrícolas desde hace 40 años. La mañana de ayer fue a visitar a varios clientes en su camioneta Mercedes Benz Sprinter. Si bien su empresa posee cuentas bancarias en una sucursal céntrica del Banco Galicia, Norberto le comentó a su hijo Fabián que prefería ir a la de zona oeste porque le resultaba más práctico.

Así llegó a Eva Perón al 7940 y retiró del banco 30 mil pesos para pagar impuestos, "además de arreglar algunas cuestiones de tarjetas de crédito y varios trámites más", agregó su hijo. Pensando en que no llamaría la atención, el industrial puso el dinero en un sobre de papel madera y se fue.

Cerca de las 13.45 el hombre llegó a su taller de calle Paraná. Bajó de la camioneta y al ingresar por el portón fue sorprendido por un hombre "alto, de tez blanca y vestido con ropa de trabajo" que le apuntó con una pistola y le exigió la entrega del dinero. Pero mientras Norberto le daba el sobre el ladrón le disparó. Una bala impactó en su pierna izquierda y le afectó tibia y peroné.

"Mi padre cayó al piso y entonces el ladrón le apuntó a los dos muchachos que estaban en el galpón. Los pibes se tiraron al piso y el tipo corrió unos diez metros para subirse a la moto en la que lo esperaba un cómplice. Yo lo corrí, pero ni lo alcancé ni le vi la cara", recordó Fabián.

"Hijo, cuando me pidió la plata se la di. No le hice nada, ¿por qué me tiró?", le dijo Norberto a su hijo en el momento, antes de desmayarse.

Los ladrones tenían puesto casco y la moto era de mediana cilindrada. "Estaban vestidos con ropa de operarios de recolección de residuos, es la forma en que uno ni supone que lo puedan robar", aseguró Fabián, quien especuló: "O lo vieron en el banco buscando dinero, lo que es raro por que mi papá no contó el dinero a la vista, o bien pensaron que si salía del banco llevaba plata. De una manera o de otra lo seguro es que lo siguieron desde el banco".

Una ambulancia trasladó al empresario hasta un sanatorio privado donde le diagnosticaron un estallido de fémur y le deberán colocar una placa que sustituya parte del hueso. "Es una herida sucia, que puede infectarse, pero va salir adelante", se esperanzó Fabián.

evidencia. La vaina servida quedó en la vereda del taller metalúrgico.

Comentarios