Policiales
Sábado 29 de Julio de 2017

Le imputan un homicidio ocurrido en Tablada tres años atrás

Un joven de 25 años fue imputado ayer del homicidio de Sergio "Checho" Alcaraz, asesinado de seis puñaladas en febrero de 2014 en una esquina de Tablada.

Un joven de 25 años fue imputado ayer del homicidio de Sergio "Checho" Alcaraz, asesinado de seis puñaladas en febrero de 2014 en una esquina de Tablada. Se trata de Cristian César "Crispi" A., quien fue detenido la tarde del jueves por personal de la Policía de Investigaciones en virtud de un pedido de captura pendiente desde el momento del asesinato. El acusado quedó detenido con prisión preventiva por el plazo de ley.

Checho Alcaraz tenía 25 años la madrugada del domingo 23 de febrero de 2014, cuando circulaba en una moto Yamaha 125 azul junto con su novia. Según contaron por esos días testigos, cuando la pareja llegó a un quiosco de bulevar Seguí y Alem se cruzaron con Crispi, un conocido del joven.

Al menos cinco personas refirieron que Crispi le dijo a Checho: "A ver, decime lo que me dijiste ayer antes de ir a la cancha". Mientras tanto, un hombre conocido "Negro Víctor" le alcanzaba una faca con la cual el acusado comenzó apuñalar el cuerpo de Alcaraz quien, sorprendido, intentó refugiarse en la estación de servicio de Alem y Seguí pero cayó mientras el asesino escapaba.

Crispi fue detenido el jueves al mediodía y ayer fue imputado por el fiscal de Homicidios Florentino Malaponte en una audiencia ante el juez penal Hernán Postma. El fiscal narró su teoría del caso, enumeró las evidencias y pidió prisión preventiva por el plazo de ley. Por su parte, el defensor Leopoldo Monteil sostuvo que las cámaras de vigilancia que registraron el suceso sólo tomaron una parte y pidió que la medida de prisión no se extienda más de treinta días.

A Piñero no

Sin embargo, el juez admitió la imputación en los términos formulados por el fiscal y dispuso la prisión preventiva por el plazo de ley. No obstante, ordenó que en caso de ser trasladado del penal en el que se encuentra ahora no sea alojado en la Unidad Penitenciaria Nº 11 de Piñero para evitar un eventual contacto con familiares de Alcaraz que se encuentren detenidos en esa cárcel.

El juez ordenó que "Crispi" quede preso pero no en Piñero, para evitar contacto con familiares de Alcaraz

Comentarios